Pedro Sánchez, durante su intervención en la inaguración de la línea Caparecna-Baza / RAMÓN L. PÉREZ

Pedro Sánchez: «La línea Caparacena-Baza es la reparación de una injusticia histórica»

El presidente del Gobierno destaca el papel que desempeñará la nueva infraestructura energética en la lucha contra la despoblación

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE Granada

La línea de alta tensión entre Caparacena (Atarfe), Baza y La Ribina (Vera, Almería) es mucho más que una infraestructura eléctrica es «la reparación de una injusticia histórica». Así lo ha definido el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que ha inaugurado hoy la primera fase de esta línea y la subestación eléctrica de Baza, junto al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno y la presidenta de Reia, Beatriz Corredor.

El presidente del Gobierno ha destacado la importancia de esta red de alta tensión de 122 kilómetros que atraviesa 19 términos municipales para poner fin al déficit de infraestructuras de la zona menos mallada de España, que estaba condenada a no disponer de claridad de suministro como el conjunto del país.

«No solo inauguramos una infraestructura energética sino que ponemos fin a un agravio histórico», ha señalado Sánchez, que ha subrayado no solo el impulso al desarrollo de las renovables que supondrá sino la tracción para la inversión industrial y la creación de riqueza y empleo que darán respuesta al reto demográfico y la despoblación, al garantizar la igualdad de oportunidades.

«Que estemos aquí se debe a la perseverancia de los municipios que lucharon para entrar en esta red de transporte, incluida definitivamente en julio de 2018, en la planificación energética nacional, en una de las primeras decisiones que tuve el honor de tomar entonces como presidente del Gobierno», ha recordado en Baza, en la puesta en servicio de esta línea «que pone en el mapa eléctrico a Andalucía oriental, renueva y potencia el desarrollo social y económico de la zona».

Oportunidades

Asimismo ha señalado que fortalecer la red de distribución eléctrica es fundamental para acelerar el despliegue de las energías renovables y que la línea dará también servirá de apoyo a la electrificación del Corredor Mediterráneo y de la Alta Velocidad entre Almería y Murcia.

«Con esta infraestructura se refuerza el sector de la logística y de comunicaciones, donde esta zona tiene una potencialidad extraordinaria. También apoyará nuevos modelos de turismo en contextos rurales y vamos a contribuir a acercar la fibra optica a los municipios que aún no tienen la conectividad exiigible para nuestros conciudadanos», ha remarcado en su discurso.

El presidente del Gobierno incluyó además esta actuación en una «visión de país» que desarrolla el Gobierno sobre tres ejes: la cohesión social y territorial; la reindustrialización de la mano de la transición ecológica y digital; y la lucha contra el desafío climático. Es posible por los recursos, que ha dicho están garantizados gracias a los fondos europeos, y por «la autoridad moral» con la que «la voz de España se escucha y se respeta como nunca antes en Europa a la hora de hablar de esta transición ecológica».

Tras resaltar el impacto de la nueva infraestructura en un territorio que lucha contra la despoblación y el envejecimiento de sus municipios, el presidente del Gobierno subrayó el objetivo del Ejecutivo central de «convertir a España en una potencia energética en Europa en torno a la generación de energías renovables».

Sánchez señaló también que en el «complejo» contexto energético actual, en relación con la crisis de suministros por la guerra de Rusia en Ucrania, hay que avanzar en la línea que señalaba ya en la Cumbre del Clima de Egipto, la «determinación» que han de mostrar de forma unida las administraciones públicas para avanzar en la transición energética con base en las renovables.

Son propuestas «completamente alineadas a la respuesta que hay que dar como gobernantes al desafío» que plantea el clima, ha indicado el presidente del Gobierno, que se ha mostrado partidario de «convertir el cambio climático en una fuente de oportunidades» para la denominada economía verde, desde el «deber con las sociedades del mañana».