el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, han inaugurado la subestación eléctrica de Baza. /RAMÓN L. PÉREZ

el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, han inaugurado la subestación eléctrica de Baza. / RAMÓN L. PÉREZ

Infraestruturas La nueva autopista eléctrica Caparacena-Baza enchufa al futuro al norte de Granada

Pedro Sánchez y Juanma Moreno inauguran la línea de alta tensión que garantizará un suministro de calidad y permitirá dar salida a nuevos proyectos de energías renovables

MERCEDES NAVARRETE Granada

Ubicadas en el área con menor densidad de transporte energético de España e históricamente castigadas por la falta de inversión de las administraciones, las comarcas de Baza, Guadix y Huéscar han sido un desierto eléctrico que impedía la instalación de empresas y lastraba el desarrollo de la zona norte de la provincia de Granada. Hasta hoy.

En una jornada histórica para las comarcas de la zona norte, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, han inaugurado la subestación eléctrica de Baza y el primer tramo de la línea de alta tensión entre Caparacena (Atarfe), Baza y La Ribina (Vera, Almería) que va a enchufar al futuro a estas comarcas que suman 45.000 habitantes.

Red Eléctrica, filial de Redeia responsable de la operación y el transporte del sistema eléctrico en España, ha puesto en servicio el primer tramo del eje Caparacena-Baza-La Ribina, con una longitud de 122,8 kilómetros, y la subestación de Baza, unas infraestructuras en las que se ha invertido 90 millones y que son «imprescindibles para el desarrollo económico y social de la provincia de Granada y toda Andalucía Oriental». Se trata del primer tramo de la autopista eléctrica que unirá las provincias de Granada y Almería y que tiene como objetivo el refuerzo de la red de transporte en ambas provincias para incrementar la seguridad y calidad del suministro eléctrico, a la vez que impulsan la transición ecológica de la región.

La presidenta de Redeia, Beatriz Corredor ha estado presente también en este acto que ha reunido en una carpa, montada junto a la nueva subestación de Baza, a los representantes de las administraciones central, autonómica y local en Granada a los alcaldes de las comarcas de la zona norte y a representantes de los empresarios. Más de 20 alcaldes, incluido el de la capital granadina Francisco Cuenca, el delegado del Gobierno en Andalucía y exalcalde de Baza, Pedro Fernández, medio centenar de periodistas, senadores y diputados han integrado el plantel de 150 invitados -ha tenido que limitarse el aforo y no han podido acudir otros integrantes de las corporaciones municipales- que han seguido atentamente los discursos en un acto que se ha celebrado en medio de un gran despliegue de seguridad policial.

Nadie quería perderse «un día histórico». Abanderados por el presidente de la Diputación, José Entrena, los alcaldes socialistas de los municipios de la zona han recordado que pelearon hasta lograr que el Gobierno volviera a incluir esta infraestructura como prioritaria en la planificación energética nacional 2015-2020. Un mes después de llegar a Moncloa, Pedro Sánchez atendía la demanda y volvía a incluir la construcción de la línea Caparacena-Baza en el Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica, como ha recordado el presidente de la Diputación provincial. También el líder regional del PSOE, Juan Espadas, ha querido estar presente en esta jornada histórica no solo para Granada, sino también para Jaén y Almería, que espera la ampliación de la línea. Los presidentes de las diputaciones de Jaén y Almería y los subdelegados del Gobierno en estas provincias también han asistido al acto.

Con una inversión cercana a los 90 millones de euros, este primer tramo incluye la nueva subestación eléctrica de Baza y la nueva línea de 400 kV que unirá esta última con la subestación ya existente de Caparacena, situada en el municipio de Atarfe. Dos nuevas infraestructuras, muy demandas por el territorio, que refuerzan la calidad y la seguridad del suministro; amplían la capacidad del sistema para un mayor aprovechamiento del alto recurso renovable; y sientan las bases para la construcción y puesta en servicio de los ejes ferroviarios del Corredor Mediterráneo (Granada-Almería) y de Alta Velocidad (Murcia-Almería).

«Hoy no solo inauguramos una infraestructura energética sino que ponemos fin a un agravio histórico», ha dicho el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que ha señalado que la nueva subestación de Baza atraerá «oportunidades de desarrollo para esta tierra» en el marco de una estrategia incluida en la Planificación de la Red de Transporte de Electricidad, activando así la «reparación de una injusticia».

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha indicado que la nueva subestación supone un «significativo avance» en las infraestructuras estratégicas de Andalucía, y un movimiento «decisivo» por el refuerzo de la red para su parte oriental, «probablemente una de las zonas de Europa donde más radiación hay», de ahí su potencial para las energías renovables, especialmente las fotovoltaicas.

La presidenta de Redeia, Beatriz Corredor, ha destacado el carácter estructural de estas instalaciones, que «ponen, por fin, a Andalucía Oriental, en el mapa eléctrico acabando con un déficit histórico de infraestructuras eléctricas». Y añade que gracias al compromiso de Red Eléctrica con la zona y toda la región, con este primer tramo «la provincia de Granada disfrutará de un suministro eléctrico de la máxima calidad, contribuyendo a la atracción de nuevas inversiones, el desarrollo industrial de la zona y la creación de empleo».

Respeto medioambiental

La responsable de Redeia ha incidido además en que el proyecto se ha llevado a cabo con criterios de sostenibilidad y contando con la participación del territorio para lograr la mejor solución desde el punto de vista técnico, social y medioambiental. «Un proceso en el que Red Eléctrica ha fomentado la escucha y el diálogo con las administraciones, organizaciones y sociedad civil, para hallar una solución de consenso, con el mínimo impacto y compatible con los usos y actividades de la población», ha señalado.

En su ejecución Red Eléctrica ha actuado «con el máximo respeto al entorno natural y a la rica biodiversidad de la zona». Así por ejemplo se han llevado a cabo medidas preventivas para evitar afección a la avifauna, como las paradas biológicas durante las épocas de cría o la instalación de salvapájaros.

Asimismo, la compañía ha puesto en marcha medidas para crear valor compartido y mejorar la calidad de vida de sus habitantes de la zona. Para ello, ha destinado más de 640.000 euros en diferentes acuerdos de colaboración con 15 municipios de Granada, dirigidos a la mejora de la eficiencia energética y el autoconsumo en edificios públicos, el impulso de la conectividad digital (fibra óptica) o la puesta en marcha de sistemas de bombeo de alta eficiencia.

Gracias a esta inversión, se han puesto en marcha proyectos con un impacto positivo para más de 44.000 habitantes, generando ahorros durante la vida útil de las iniciativas en términos energéticos (con una reducción del consumo de 1,8 GWh), hidráulicos (17.500 litros de agua), de emisiones (con una reducción estimada en 4.000 t CO2) y económicos (reduciendo el gasto de los municipios en 4 millones de euros).

Almería, la continuación

El nuevo tramo que se inaugura hoy es el primero del eje eléctrico Caparacena-Baza-La Ribina, que se completará con un segundo tramo hasta su destino final en la subestación de La Ribina (en el municipio de Antas, Almería) y en el que, en total, Red Eléctrica invertirá más de 162,6 millones de euros. La culminación de esta infraestructura será indispensable para Andalucía Oriental, ya que actualmente es la zona menos mallada desde el punto de vista eléctrico de toda España, lo que ha dificultado históricamente el crecimiento económico y social de la zona.

En la actualidad, la compañía trabaja con el territorio en el diseño de este segundo tramo, para lograr el mejor proyecto desde el punto de vista técnico, medioambiental y social.