Concentración hace cuatro años. / J. U.

Se reactivan las protestas contra una macrogranja de cerdos en el Geoparque

El proyecto en Dehesas de Guadix entra en fase de alegaciones y los vecinos de Cuevas del Campo, arropados por su alcaldesa, se concentran esta tarde en rechazo

JOSÉ UTRERA GARCÍA Baza

Los vecinos de Cuevas del Campo se manifestaron hace cuatro años contra la construcción de una macrogranja en la vecina localidad de Dehesas de Guadix. Durante este tiempo el proyecto parecía estancado y las protestas acalladas, pero recientemente la Junta de Andalucía comunicó al Ayuntamiento de Cuevas del Campo que el expediente urbanístico para la construcción de la macrogranja se encuentra en fase de alegaciones, que se pueden presentar hasta el próximo 22 de agosto.

La alcaldesa de Cuevas del Campo, Carmen Rocío Martínez, anuncia que el Ayuntamiento va a presentar alegaciones, al tiempo que desde el consistorio se asesora a los vecinos para que sepan cómo tienen que elaborarlas y presentarlas.

Por su parte, la plataforma para la protección de la Ribera del Guadiana Menor, integrada por diversos colectivos, ha convocado una concentración en contra del proyecto, que tendrá lugar esta tarde a las 19.30 horas en la plaza de San Isidro.

Los datos que ofrece la plataforma indican que se trata de la instalación de una macrogranja para dedicarla a cebar 150.000 marranos al año. Estaría distribuida en un espacio de unas 1.030 hectáreas donde se construirían, entre otras instalaciones, siete módulos separados entre sí para dedicarlos el engorde de los cerdos que llegarían desde otras explotaciones.

La alcaldesa de Cuevas del Campo se opone con rotundidad al proyecto, que se quedaría a escasos metros de su municipio y supondría –dice– numerosos problemas medioambientales. «No es ese el modelo de desarrollo que queremos en un municipio del Geoparque de Granada si apostamos por el turismo y por el desarrollo agrícola sostenible y más ahora que con la ayuda del Gobierno central se va a invertir una importante cantidad de millones en la modernización de regadíos en el municipio y otras zonas próximas, como Pozo Alcón e Hinojares»

La regidora dice que comprende que el alcalde de Dehesas tenga que realizar el trámite administrativo facilitar la exposición publica del proyecto urbanístico para la construcción de las instalaciones de la macrogranja porque si no lo hiciera estaría cometiendo un delito administrativo.

Acción conjunta

Las coordinadoras de la Plataforma de la Ribera del Guadiana Menor ya están trabajando para presentar alegaciones conjuntamente con los propietarios de las fincas colindantes; fundamentalmente empresarios y agricultores de la localidad, que están totalmente en contra por el peligro que supone el macro proyecto para sus proyectos de vida.

También están recabando toda la información posible sobre los distintos compromisos que en su día se tomaron por parte de las administraciones y responsables políticos. «No solo afecta a los aproximados 400 vecinos de Dehesas, que incluso a día de hoy, parece ser que sufren problemas de abastecimiento de agua por temas de calidad, sino que los purines, por ejemplo, que se filtren por tierras y aguas pueden llegar hasta las bocas de Sevilla. Por no hablar de los olores y la proliferación de moscas. La salud de las personas vuelve a preocuparnos». indican.

La plataforma insta a todas las administraciones y a sus representantes a que se vuelvan a unir en contra de esta iniciativa. «Creemos que entre todos seremos capaces de seguir habitando con calidad de vida en esta España rural poco poblada. Los que apoyen proyectos de esta índole serán cómplices de la desertización de las tierras de sus gentes y sus alimentos naturales, como los olivos, almendros, espárragos, huerta, cabras, ovejas, cerdos y otros animales criados de forma extensiva.