Dos mujeres detenidas tras estafar más de 100.000 euros a las ancianas a las que cuidaban en Huéscar

Tras la muerte de una de las dos ancianas, una sobrina de ambas se dio cuenta de que las cuentas bancarias de las dos mujeres estaban vacías

IDEAL

La Guardia Civil, en el marco de la operación Maykia, ha detenido a dos mujeres, madre e hija, de cincuenta y seis y treinta y un años de edad, sin antecedentes policiales, como presuntas autoras de un delito de apropiación indebida de más de 107 000 euros de las dos ancianas a las que cuidaban.

Una de las dos ancianas murió y una sobrina se hizo cargo de arreglar el papeleo que viene después y de poner al día las cuentas bancarias de ambas. Así se enteró de que estas cuentas estaban vacías.

La anciana, de ochenta y nueve años de edad, denunció en el cuartel de la Guardia Civil de Huéscar la sustracción de este dinero y que sospechaba que las dos personas que cuidaban de ella, y de su hermana hasta que falleció, desde hacía más de seis años podían haber abusado de su confianza.

La Guardia Civil abrió una investigación y al estudiar con detenimiento los movimientos bancarios de las cuentas de las ancianas, los agentes han descubierto que madre e hija se han apoderado, presuntamente, no solo de los ahorros de ambas; también han aprovechado que las ancianas estaban impedidas y que eran ellas quienes gestionaban su dinero, para cobrar las dos pensiones cada mes, pagar los recibos habituales y la comida de las víctimas y embolsarse de manera fraudulenta el resto. Se estima que las detenidas se han apoderado indebidamente de 107 745 euros.

Plan Mayor Seguridad

La Guardia Civil les recuerda a las personas mayores que no duden en llamar al teléfono de auxilio inmediato de la Guardia Civil, el 062, y una patrulla acudirá rápidamente a prestarle la ayuda que necesite.

El Plan Mayor Seguridad se implementó en el año 2014 y tiene como objetivo prevenir los riesgos más importantes para las personas mayores en lo que a seguridad se refiere, fomentar la confianza de los ancianos en las fuerzas de seguridad y perfeccionar la respuesta de los agentes en su actuación con este colectivo tan vulnerable.

Los objetivos generales de este Plan son:

Prevenir las principales amenazas detectadas para la seguridad de las personas mayores, como son el maltrato en sus distintas vertientes; los robos (en sus domicilios; con violencia; especialmente en el entorno de las entidades financieras…) y los hurtos; y las estafas y el uso fraudulento de sus propiedades, fondos, cuentas y cartillas de ahorro por parte de terceras personas.

Para ello, de manera regular, guardias civiles especialistas han acudido a reuniones con ancianos de toda la provincia de Granada para fomentar su confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; y para que desarrollen conductas proactivas y denuncien las situaciones y delitos de los que puedan ser víctimas