La fuente de los Agujeros es el nacimiento del Guadalquivir, según el estudio de Ana Raya. / José Utrera

Un estudio plantea que el Guadalquivir nace en Huéscar

La ingeniera Ana Raya Contreras propone un debate para determinar el origen del cauce mediante nuevas técnicas digitales

JOSÉ UTRERA GARCÍA Huéscar

El viejo debate sobre la desembocadura del río Guadalquivir se ha avivado esta semana después de el alcalde del municipio de Chipiona haya anunciado el encargo de un estudio, que llevarán a cabo investigadores de la Universidad de Granada, con el que pretende ratificar la tesis de que el Guadalquivir muere en este pueblo y no en Sanlúcar de Barrameda como, de toda la vida, han recogido los libros de texto con los que han estudiado generaciones de Española.

Pero no sólo la desembocadura del principal río de Andalucía está en cuestión. También su nacimiento está disputado en distintos estudios que intentan revisar la histórica creencia de que el origen del río se sitúa en la Sierra de Cazorla, Seguras y Las Villas, en la denominada Cañada de las Fuentes, lugar donde confluyen los arroyos de Teatinos, Juan Fría y Arroyo de la Luz.

Nuevas investigaciones plantean que los 657 kilómetros de longitud del Guadalquivir podrían ser más realmente y sitúan su nacimiento en otros puntos de Jaén, Granada y Almería.

Una de estas teorías es la que defiende la ingeniera de Caminos, Canales y Puertos Ana Raya, almeriense de nacimiento y licenciada por la Universidad de Granada, que sitúa el origen del Guadalquivir en la conocida como Fuente de los Agujeros, ubicada en terrenos del municipio de Huéscar, en un barranco junto a Los Collados de la Sagra.

La teoría está fundamentada en el proyecto de fin de carrera de esta ingeniera, que se licenció en el año 2014 con el trabajo titulado 'Determinación del cauce principal de un río mediante herramientas SIG' y posteriormente ha presentado artículos científicos, junto a sus colegas Fernando Delgado y Leonardo Nanía, sobre la misma temática de revisión de criterios para determinar las fuentes del Guadalquivir.

Hace unas semanas, la ingeniera tenía la oportunidad de explicar los resultados de su estudio en una conferencia en el teatro oscense, en el que explicó las técnicas utilizadas para su investigación que dibuja el nacimiento del Guadalquivir en unos terrenos que son propiedad del Ayuntamiento oscense.

A los pies de la Sagra

El estudio pretende abordar el debate sobre el origen del Guadalquivir de una forma técnica, evitando la parte emocional que sustenta la guerra entre municipios. La investigación se centra primero en conocer cuál es el cauce principal y cuales los afluentes.

La ingeniera explicó que para elaborar el estudio detallado fue necesario recorrer íntegramente el río, desde la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda hasta las posibles fuentes potenciales que se estudian como nacimientos, valorando parámetros como el caudal, la longitud, la altitud, la permanencia, la erosión y la inclinación. El estudio concluyó de forma contundente que la Fuente de los Agujeros es el nacimiento del río Guadalquivir.

Según relata la investigadora, uno de los escollos y dificultades principales del estudio fue dirimir cuál es el río principal y el afluente entre el Guadiana Menor y el Alto Guadalquivir. El estudio catalogó al Guadiana Menor como principal y al Alto Guadalquivir como afluente y a raíz de ahí ubica el origen en la zona más septentrional de Granada o Almería.

La ingeniera no descarta la teoría del historiador local Vicente González Barberán, que mantiene que el nacimiento del Guadalquivir está formado por varias fuentes, una de ellas la de los Agujeros y otra ubicada en la zona de Almería, en Las Cañadas de Cañepla. De esta manera tres provincias –Jaén, Granada y Almería– entrarían en la liza por el verdadero origen del Río Grande, que era como denominaban los árabes al Guadalquivir.

Polémica abierta

Según la ingeniera será muy difícil llegar a un acuerdo técnico, porque cada estudio es libre de valorar y ponderar los cálculos empleados, por lo que plantea la utilización del Sistema de Información Geográfica (SIG), un conjunto de herramientas que integra y relaciona diversos componentes, incluidos los sociales y culturales y permite el análisis de grandes cantidades de datos procedentes del mundo real.

El alcalde de Huéscar, Ramón Martínez consideró que ubicar el nacimiento del Guadalquivir en la zona es un valor más que convierte a Huéscar «en referente natural y atractivo primer orden» dentro del Geoparque.