El Ayuntamiento de Huéscar cambia la empresa de gestión del agua

Soledad Martínez, alcaldesa de Huéscar/JOSÉ UTRERA
Soledad Martínez, alcaldesa de Huéscar / JOSÉ UTRERA

Aqualia S.A sustituye a Aguas y Gestión de Servicios Ambientales, que está en concurso de acreedores voluntario

JOSÉ UTRERAHUÉSCAR

El ayuntamiento de Huéscar, ha acordado cambiar la empresa que gestiona el ciclo integral del agua en el municipio, y tras una serie de gestiones y negociaciones ha aceptado, la permuta del contrato que mantenía con la empresa Aguas y Gestión de Servicios Ambientales, para el abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas residuales, que pasa a la nueva empresa concesionaria, Aqualia S.A.

«Con esta cesión de contratos se pone fin a una situación de inestabilidad e interinidad de la empresa concesionaria, Aguas y Gestión, que desde el mes de octubre pasado entró en concurso de acreedores voluntario», informa la alcaldesa oscense Soledad Martínez.

Martinez, precisa que con las negociaciones realizadas por el equipo de gobierno PP-Cs y como una de las prioridades para alcanzar un acuerdo se ha conseguido el cien por cien de la estabilidad de todos los trabajadores de la antigua empresa y la subrogación de contratos, aceptando la nueva empresa íntegramente el pliego de cláusulas administrativas y prescripciones técnicas originales.

La alcaldesa, destaca que además se han conseguido importantes mejoras para el municipio, como tales como una aportación de 100.000 euros para inversiones, y otros 100.861,50 euros, vía subvención, para mejoras en infraestructuras, «con el compromiso por parte de Aqualia de que estas mejoras se realizarán en un plazo máximo de dos años. Con esta cláusula de plazo limitado, se pretende que no se vuelva a producir la situación anterior con Aguas y Gestión, ya que desde que se firmó el nuevo contrato en 2015, solo se había ejecutado el 14% del compromiso».

Para Soledad Martínez, con este cambio de empresa, «se ha realizado una buena gestión, habida cuenta de que se ha contratado con una empresa de mayor solvencia que la anterior, y de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional. Y de manera colateral, el compromiso de la nueva empresa a fin de garantizar el pago a las empresas acreedoras, muchas de ellas de Huéscar y su comarca».