Vídeo del incidente ocurrido el sábado grabado por un espectador. / IMágenes cedidas por Abogados Toribio

Sancionan al activista internacional Peter Janssen por saltar al ruedo en Baza

El hombre exhibió un cartel contra las corridas y se echó encima del primer toro de la tarde cuando la rejoneadora Ana Rita ya le había dado muerte

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTAS Granada

El famoso activista internacional Peter Janssen, de nacionalidad holandesa, ha sido propuesto para sanción por la Policía Nacional tras saltar al ruedo en la Plaza de Toros de Baza el pasado sábado, durante la Corrida de Rejones de sus fiestas mayores.

Lo hizo sobre las 18.00 horas después de que la rejoneadora Ana Rita diera muerte al primer toro de la tarde y exhibió un cartel en inglés contra las corridas de toros tras desnudarse de cintura para arriba.

Después de sacar el cartel, en el que podía leerse «Las corridas de toros son una vergüenza para España», el hombre se abrazó al toro muerto, que yacía sobre el albero, momento en que fue retirado primero por la cuadrilla y después por la Policía Nacional, tal y como ha explicado a IDEAL el abogado que lo asistió en Comisaría, Aritz Toribio, del despacho Abogados Toribio.

Según el letrado, el activista antitaurino se enfrenta a una multa que puede oscilar en los 600 y los 30.000 euros. En otras situaciones similares, según ha detallado, la sanción ha sido de unos 1.500 euros. En este caso el abogado confía en que no sea superior, dado que su cliente «esperó a que el toro estuviera muerto» y no provocó la suspensión del espectáculo ni puso en riesgo la vida de nadie con su irrupción en el coso.

Janssen quedó «en libertad sin cargos», al concluir los agentes que su conducta no tenía alcance penal y debía tramitarse como una infracción administrativa «en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana», ha aclarado Toribio, que ha recalcado que su actuación fue «totalmente pacífica».

El jurista ha detallado que su cliente ha saltado ya «más de 50 veces» en ruedos de España, a la vez que ha indicado que, tras su acción reivindicativa, una persona del público ensució su sombrero al parecer con excrementos del ruedo, motivo por el que «fue igualmente propuesto para sanción».