Ignacio A. Orts / TOÑI LOZANO

El periodista Ignacio A. Orts publica «Malditos Recuerdos» una crónica irreverente sobre el sentido de la vida

El humor, la ternura y la aventura se dan cita en estas memorias mestizas donde se confunden realidad y ficción

JOSÉ UTRERA CANILES

Malditos recuerdos es una obra literaria a medio camino entre la realidad y la ficción que viene firmada Ignacio A. Orts, un escritor novel que se ha atrevido a contarnos su biografía a través de pequeños relatos.

La publicación de Malditos recuerdos supone además el primer gran lanzamiento editorial del Estudio Creativo Nacho Alted, una agencia de publicidad afincada en Caniles, especializada en diferentes ramas de la comunicación como la publicidad, el periodismo, la literatura o el marketing.

Para que el lanzamiento editorial de esta nueva publicación estuviese a la altura de las circunstancias, muchos relatos vienen ilustrados por el dibujante Francisco Poveda, un artista multidisciplinar que ha interpretado estas historias con dibujos que tienen mucho de cómic con aire retro. Las ilustraciones de Poveda son el contrapunto a los textos autobiográficos con un poso evocador de Malditos recuerdos.

El resultado es un libro con una edición muy cuidada que gustará a un amplio sector de lectores, sobre todo a aquellos ávidos de textos como las memorias, la autobiografía, los diarios y los dietarios. Malditos recuerdos es una gran apuesta editorial del Estudio Creativo Nacho Alted, que pone el primer escalón a este tipo de lenguaje comunicativo, la edición, que da forma a los sueños de cualquiera que vea en la escritura una ilusión.

Desde el punto de vista literario, Malditos recuerdos es una crónica irreverente sobre el sentido de la vida. El protagonista parece vivir eternamente en un cuadro de Edward Hopper. El humor, la ternura y la aventura se dan cita en estas memorias mestizas donde se confunden realidad y ficción.

Los relatos de Ignacio A. Orts, con un estilo ágil, directo y muy gráfico, también suponen un retrato social de la época que le ha tocado vivir al autor, un fresco donde aparecen personajes pintorescos y rincones y paisajes descritos con una mirada nostálgica y bohemia, muchos de ellos ambientados en el norte de la provincia de Granada. Los textos vienen trufados además con numerosas referencias literarias, cinéfilas y musicales, un imaginario cargado de películas, canciones y libros que nos da una pista sobre el bizarro mundo interior del autor. Malditos recuerdos se puede conseguir a través de la página web: www.estudiocreativonachoalted.com.