Pedro Fernández anuncia la ampliación de la residencia de mayores

Pedro Fernández anuncia la ampliación de la residencia de mayores

La residencia Braulia Ramos, inaugurada hace dos años está al completo de su capacidad y tiene mucha demanda

JOSÉ UTRERABaza

El Ayuntamiento de Baza ha comenzado la redacción del anteproyecto de ampliación de la Residencia Municipal de Mayores Braulia Ramos, con los objetivos de dar respuesta a la continua petición de plazas, completar el servicio asistencial que presta en la actualidad y generar nuevos puestos de trabajo. Así lo ha anunció hoy el alcalde de Baza, Pedro Fernández, durante la valoración de los años de funcionamiento de esta instalación municipal por la que han pasado 338 personas y emplea a otras 61, cantidad menos a la que se anunció cuando se presentó el proyecto.

«Los veinte meses de funcionamiento nos han indicado que existe una demanda continua de nuevas plazas y que el servicio que se presta es muy bueno, por lo que ya estamos preparando el anteproyecto que servirá para la licitación del mismo» explica Pedro Fernández. La ampliación se materializará en un solar anexo al actual edificio, que es de propiedad municipal y que tiene la calificación de equipamiento.

Desde la apertura de la nueva instalación, en abril de 2016, han pasado por sus instalaciones 338 personas (268 en las plazas de residencia y 70 en las de unidad de estancia diurna), la mayoría dependientes afectados por demencias. En la actualidad están ocupadas las 103 plazas de residencia y las 20 de estancia diurna y presenta una lista de espera mensual de entre diez y quince personas. «Un indicador de la buena atención que se recibe es la eleva ocupación, entre un 95 y 100% de forma continuada, incluidas las plazas municipales de emergencia y respiro familiar, y la existencia de una lista de espera continua. Lo que nos ha motivado a comenzar los trámites para ampliar la residencia municipal con la construcción de un nuevo edificio en un solar anexo al actual».

Otra de las mejoras, en este caso inminente, de la residencia será la puesta en marcha del servicio de cocina propio en los primeros meses de 2019, una vez que concluya la instalación del equipamiento necesario para ello y que se ha previsto para enero con una inversión de 66.091 euros que serán asumidos por la empresa adjudicataria de la gestión de los servicios de residencia y unidad de estancia diurna.

El director del centro, José María López Masegosa, ha informado que desde la apertura de la residencia se ha detectado un alto grado de satisfacción entre los familiares de los residentes en las encuestas que le pasamos a los familiares y a los propios trabajadores, con el único punto débil del servicio de comidas que se mejorará con la cocina en las propias instalaciones, en lugar de cáterin que actualmente se sirve. Y como nueva medida para garantizar y mantener «la elevada valoración de nuestra asistencia, estamos trabajando en la obtención de una certificación de calidad que nos llegará por una auditora especializada».

Temas

Baza