Las obras en la glorieta de Reyes Católicos obligan a desviar el tráfico

Las obras en la glorieta de Reyes Católicos obligan a desviar el tráfico
J. U.

Los vehículos que accedan a Baza por la carretera de Benamaurel deberán desviarse hacia el puente de los Geas

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

Este martes comienzan los trabajos de reforma de la rotonda situada al final de la calle Reyes Católicos, en su entronque con la avenida de Granada y la carretera de Benamaurel, lo que obligará a realizar una reordenación puntual del tráfico rodado en el acceso a Baza desde estas vías.

Se dejará hábil para el tráfico solo un cuarto de la rotonda, con el fin de que los vehículos que lleguen a Baza por la carretera de Benamaurel puedan acceder a Baza desde la rotonda del Puente de los Geas. La circulación desde el centro hacia la avenida de Granada se desviará por la corredera hasta la carretera de Benamaurel y de ahí a la salida dirección Granada o al centro por Puente de los Geas y el tráfico en calle Reyes Católicos tendrá salida por la calle Ingeniero Gutiérrez Segura. El acceso de los autobuses se realizará por el Puente de los Geas y avenida de Ronda.

La intervención comenzará a las nueve de la mañana y se prolongará durante las próximas dos semanas. Es una de las mejoras que incluye el proyecto de descongestión del tráfico de la calle Reyes Católicos y con la misma se quiere ganar en seguridad en uno de los accesos a la ciudad más transitados.

La calle Reyes Católicos está casi en su totalidad finalizada (a falta de la instalación de algunos elementos de mobiliario urbano en su tramo final) y al margen de los trabajos en la rotonda se están realizando mejoras en la pavimentación de la calle Barco.

El objetivo de la reforma en toda la calle es conseguir una descongestión del tráfico rodado. Se ha dejado un solo sentido de circulación, descendente, desde la rotonda de la avenida Ronda de Baza hasta calle Ingeniero Gutiérrez Segura y desde esa vía hasta la rotonda de la carretera de Benamaurel se mantiene el doble sentido.

Se ha renovado todo el acerado, con materiales más sólidos y duraderos acordes con la vía, y ampliado las aceras a ambos lados, convirtiéndolas en realmente transitables para todo tipo de ayudas funcionales para la movilidad (sillas de ruedas, andadores y carritos) y peatones. Se ha sustituido el alumbrado existente por otro de línea más moderna y eficiente y renovando las redes de servicio, al tiempo que se ha creado una red para la recogida de aguas de lluvia para evitar inundaciones.

Las obras han sido adjudicadas a la empresa bastetana Áridos Anfersa, por un importe de 454.960 € que son financiados en un 80% por la Unión Europea por medio del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), que ha destinado una subvención de 5 millones de euros a Baza para financiar los proyectos seleccionados en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) Baza Sostenible 2020.

 

Fotos

Vídeos