Explotación afectada por la viruala en Benamaurel. / RAMÓN L. PÉREZ

Nuevo foco de viruela ovina en una explotación con 300 animales en Benamaurel

Las exportaciones de ganado en vivo ya se están viendo afectadas | Jordania y Arabia Saudí han suspendido las compras de corderos españoles

JOSÉ UTRERA GARCÍA Baza

El Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA) ha confirmado un nuevo foco de viruela ovina y caprina, localizado en una ganadería ubicada justo entre los términos municipales de Benamaurel y Baza en la zona de las Cuevas de Luna, donde ya habían sido localizados otros focos hace unos días, los números 4 y 5 que, por estar muy juntos, desde el punto de vista de sanidad animal se considera un solo foco.

El declarado ahora sería el número 9. Los veterinarios, ante las evidencias que presentaban los animales de esta explotación ganadera, les realizaron las pertinentes pruebas que una vez analizadas en el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) del Ministerio de Agricultura en Algete (Madrid), que es el de referencia para la viruela ovina y caprina (VOC) dieron positivas. En esta ocasión, los animales han compartido zonas de pasto y transitado por los mismos caminos que lo hicieron las ovejas del foco de Cuevas de Luna. Ese jueves, siguiendo el protocolo establecido, se procederá al sacrificio de los 300 animales de esta ganadería. La cifra de animales sacrificados hasta el día de hoy asciende a 2.800 en ganaderías localizadas en Benamaurel y Cúllar. Todas ellas dentro de los límites de protección y vigilancia de 3 y 10 kilómetro, salvo una localizada en Caniles.

La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía ha enviado ya a la Delegación Territorial de Granada el proyecto con un primer importe del dinero que dispone para proceder a pagar las indemnizaciones que le correspondan a los ganaderos afectados por la viruela del ovino y caprino. Para el pago hay un baremo establecido a nivel nacional que indemniza con 43,41 euros por las ovejas de edad superior a los tres meses e inferior a los 12. Para las ovejas de entre 12 y 60 meses es de 80,39 euros. Si son mayores de 60 meses, es de 45 euros. El importe de las indemnizaciones lo asumen a partes iguales el Gobierno Central y la Junta de Andalucía. Los ganaderos cobraran por medio de la hacienda andaluza, según el número de animales sacrificados reflejados en la correspondiente acta extendida por los servicios veterinarios.

El director general de la Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta, Manuel Gómez Galera, que el lunes estuvo en Baza donde mantuvo una reunión informativa con los ganaderos, señala que la administración regional asumirá también los gastos del sacrificio de los animales, retirada y transporte y lo de limpieza y desinfección que los ganaderos deberán justificar con las correspondiente facturas.

Las exportaciones afectadas

La principal consecuencia de los brotes localizados en la comarca de Baza y en la provincia de Cuenca es que España ha perdido el estatus de país libre de viruela ovina y caprina ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA). Debido a esto, todos los certificados en cuya atestación sanitaria figura el requisito de 'País libre de Viruela ovina y caprina' han sido bloqueados en la aplicación informática de CEXGAN.

Tal y como se temía, las exportaciones de ganado en vivo ya se están resintiendo. En concreto, Jordania y Arabia Saudí han suspendido las compras de corderos españoles tras confirmarse la aparición de la enfermedad. Hay que recordar que Jordania se había convertido desde septiembre en el primer importador de corderos vivos procedentes de España, con algo más del 40% de las exportaciones totales. Por lo general, los animales vivos se transportan en barco hasta los países importadores.

Con la aparición de este último foco hay que esperar 21 días más 9 a contar desde el momento que los animales sean sacrificados, y las instalaciones de la ganadería afecta sea limpiada a fondo y desinfectada dos veces por una empresa especializada. Si apareciera otro foco habría que comenzar a contar de nuevo. Los veterinarios han visitados ya casi 200 ganaderías varias veces para acotar los focos de viruela ovina y caprina, que se encuentran muy localizados en una zona de unos 18 kilómetros.

Es preciso señalar que bajo ninguna circunstancia la viruela del ovino afecta a los humanos y todo el cordero que se comercializa para consumo está totalmente libre de la enfermedad. Hasta el momento en la provincia de Granada no se ha detectado ningún foco fuera de una zona muy delimitada de la comarca de Baza que afecta a los municipios de Benamaurel y Cúllar.