La veneración a la Virgen de la Cabeza de Zújar una tradición de siglos

La veneración a la Virgen de la Cabeza de Zújar una tradición  de siglos
  • Las Fiestas de Moros, Cristianos y Diablos  en Honor a Nuestra Señora de la Cabeza de Zújar están documentadas desde el siglo XVI, aunque hay indicios de su celebración anteriormente, incorporándose la representación del Drama de Moros y Cristianos desde principios del siglo XVIII.Se trata de unas fiestas, que se han mantenido prácticamente sin cambios, a salvo de las influencias levantinas.  Se desarrollan de acuerdo a una tradición construida con el paso de los siglos, habiendo conjugado con gran acierto el sabor rural y tradicional con el desarrollo moderno de este tipo de fiestas, siendo un caso singular de manifestación festiva, donde se une lo lúdico, los desfiles de moros y cristianos, la representación de una pieza teatral de moros y cristianos y la religiosidad popular.

El mantenimiento de la tradición ha permitido conservar íntegramente el texto de la representación del drama moros y cristianos del Cautiverio y Rescate (conocida popularmente como los ?Papeles?), que se representa en Zújar, siendo el texto más antiguo de España que se encuentra sin refundir, lo que le otorga un valor especial. Los actores que intervienen son del pueblo y cambian cada año, lo que refuerza el aspecto popular de drama. Este año los encargados de representar el Drama son Los papelistas, son: José María Fernández Jiménez  interpretara al Capitán Cristiano, José Francisco Rodríguez García es Minardo, el Capitán Moro es José María García Lorente, Zelin es Daniel García Lorente, el Ángel, Guillermo Rubio Mora y Luzbel, Jesús Fernández Carmona. Todos ellos dirigidos por Antonio Hortal. Este año la bandera mora es portada por Domingo Peláez y la cristiana por Laura Fernández. La gran romería Hoy sábado, último sábado del mes de  abril, los zujareños viven uno de los momentos  más importantes de las fiestas con la visita al Camarín en la Iglesia de la Anunciación de todo el pueblo mientras retumban los tambores, y la posterior bajada de la imagen. Que suele realizarse hacia las 11 de la noche.Mañana domingo, como viene siendo tradición desde finales del siglo XVIII  tras una misa, a las 8 de la mañana, la imagen de la Virgen de la Cabeza, con el manto cubierto de billetes que los zujareños le prenden con alfileres,  es sacada de la Iglesia y llevada hasta la ermita del Cerro Jabalcón en romería. El recorrido, ha de salvar un desnivel de unos 700 metros, ya que la ermita se encuentra en la cima del Cerro Jabalcón, en la cota 1.486, con una distancia de unos 10 km. La imagen sale del pueblo, y en el lugar conocido como Erilla Empedrada, es despedida, Allí, el abanderado cristiano ?banderea? la bandera. Una vez que comienza la subida por el Horro de la Virgen, cuando se deja el llano de Catín, en una piedra, se produce otra vez el ?bandereo?. En este lugar, en los siglos XVII al XIX, las hermandades de la Virgen de la Cabeza de los municipios de la Comarca de Baza esperaban a la Hermandad de la Virgen de la Cabeza de Zújar, decana en la Diócesis Guadix-Baza. Por esta razón se mantiene el vestigio del ?bandereo en este lugar?. Antes de llegar a la cima, en el lugar conocido como La Barba de la Vieja, una apreciable mole pétrea, se realiza de nuevo el ?bandereo? por el abanderado cristiano. La procesión es acompañada por los romeros, algunos tocando tambores, hasta a la ermita. Una vez allí se realiza una misa, sobre las 12 de la mañana  y una pequeña procesión por las inmediaciones. Durante la procesión y antes y después de la misa en la cima del Jabalcón, los romeros continúan prendiéndole billetes, por lo general de entre 10 y 50 euros. Los romeros además de llevar bebida y embutidos para el camino, al llegar a lo alto del cerro realizan una comida en el entorno de la ermita. Hay personas que suelen subir la noche anterior y dormir en el cerro. Los Oficiales Cristianos, sobre las 9 o las 10 de la mañana preparan un desayuno compuesto de chocolate y bollos de aceite, que ofrece a los romeros que han llegado antes o han dormido en el cerro. Los mismos oficiales cocinan un arroz que se ofrece a todos los romeros, ya que existe la tradición de asegurar la comida a todas las personas que suban al cerro en romería acompañando a la Virgen de la Cabeza.