El Cristo del Rescate calma una tarde de tormentas en Baza, en el 25 aniversario de su cuadrilla de costaleras

El Cristo del Rescate calma  una tarde de tormentas en Baza, en el 25 aniversario de su cuadrilla de costaleras
  • El Cristo del Rescate pudo realizar su desfile procesional y llevo la calma a la noche bastetana, después de una tarde infernal con tormentas de todo tipo, aparato eléctrico, abundante agua, granizo y unos descomunales truenos que estremecían los muros de las viviendas como si de un terremoto se tratara. Con tal panorama los responsables de la Cofradía Nuestro Padre Jesús del Rescate, tomaron una decisión que fue calificada por todos como de valiente, por arriesgarse a salir y que una nueva tormenta pudiera sorprender el cortejo en su recorrido por las calles de Baza.

Las predicciones que barajaba la cofradía del seguimiento de las tormentas, abrían un espacio de tiempo a partir de las 9,30 que podía ser aprovechado para realizar el desfile y así fue. Todo el mundo temía que la lluvia apareciera de nuevo, pero quien apareció fue la luna y las personas mayores que se congregaron en la Plaza Mayor, repetían una y otra vez que con la luna no llovía.El desfile estuvo bien organizado y el señor de Santiago, como también se le conoce últimamente a Jesús del Rescate, pudo realizar su recorrido y ser portado por sus costaleras, que lo hicieron a la perfección, siendo unas muy dignas herederas de aquel puñado de mujeres jóvenes que hace 25 años se unieron para crear la segunda cuadrilla de costaleras de Andalucía, que fue inscrito dos horas más tarde que la primera cuadrilla de mujeres que es de Córdoba.El desfile procesional peligro durante toda la tarde y las costaleras que había quedado a las 4 de la tarde, vivieron momentos de nerviosismo, parecía que los llantos estarían asegurados y los hubo pero no de decepción y si de emoción por poder volver a sacar un año más a su Cristo del Rescate.Hace cinco años las costaleras, rindieron un homenaje a su impulsor Benito Rey y ayer las homenajeadas fueron ellas mismas, que además pudieron pasear a su Cristo por las calles de Baza, dando esplendor a la Semana Santa. El frio y la tarde de agua, dejo a mucha gente en sus casas, pero no a los vecinos del Barrio de Santiago que salieron para acompañar al Rescate. Como es habitual Nuestro Padre Jesús del Rescate lucia su túnica en terciopelo morado y bordado en oro y pedrería por las Madres Dominicas de Huéscar.La cofradía fundada en 1950 fue acompañada en la noche de ayer por la Banda de Nuestra Señora de las Penas de Úbeda. Los momentos más emocionantes se viviendo a la salida cuando un vecino del barrio el joven Roberto González canto la primera saeta, cuando el Rescate aun estaba en la puerta de la Iglesia de Santiago. Más tarde, Alejandro Baena, también se canto otra saeta en el cruce del Carril.