El Ayuntamiento de Baza envía al Ministerio de Hacienda los datos sobre las facturas pendientes de cobro que suman 8,76 millones

  • El Ayuntamiento de Baza ha enviado este medio día todos los datos de las obligaciones de cobro pendientes de pago que mantiene con diversos proveedores y empresas prestadoras de servicios, en cumplimiento con el Real Decreto -ley 4/2012, de 24 de febrero que establecía el 15 de marzo como fecha límite para que las administraciones locales enviaran al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas las certificaciones de las facturas pendientes. La cifra total, tanto del Consistorio como de sus empresas públicas, asciende a 8,76 millones de euros, si bien la deuda real que mantiene el Ayuntamiento con sus proveedores es de 2,36 millones de euros ya que tiene pendiente de cobro 6,4 millones de otras administraciones públicas, ?de los cuáles destacan los 3.290.543 euros pendientes de cobro del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que desde la entrada del gobierno del PP no ha abonado ni una sola certificación relacionadas con los Fondos FEDER? ha manifestado el concejal de Economía, Alfredo Alles.

El alcalde de Baza, Pedro Fernández, ha manifestado respecto a la entrada en vigor de este decreto que ?desconocemos muchos aspectos. Aún no tenemos claro, por ejemplo, cuáles serán los mecanismos para que esta liquidez ?que están vendiendo en campaña electoral- llegue de forma real a las empresas. Desconocemos, igualmente, dos aspectos muy importantes: los plazos de devolución y el tipo de interés, pero sospechamos ?por lo que he leído en prensa hasta el momento- que será alto, en torno al 5%, sin embargo, a las entidades financieras que buscan financiación el Banco Central Europeo obtienen un interés del sólo el 1%.? Alles, ha apuntado que ?el Gobierno central debería prestar dinero a los ayuntamientos, como mucho, con el mismo interés que se presta dinero a los bancos, en este caso al 1%. Los ayuntamientos prestamos servicios básicos a los ciudadanos y esta atención debería tenerla en cuenta el Gobierno para financiar nuestra deuda y seguir  prestando unos servicios de calidad?.  El edil ha mostrado sus dudas respecto a los beneficios a medio y largo plazo de la medida ?al sospechar que la medida tendrá graves consecuencias sobre la autonomía de los ayuntamientos. Abre las puertas a la intervención del Estado en la administración local, poniendo en riesgo tanto la prestación de servicios básicos para los ciudadanos, como los empleos de muchos trabajadores asociados a estos servicios?.