La Asociación Terralgán hace llevar la solidaridad de los niños de Baza a los inmigrantes del Poniente Almeriense

La Asociación Terralgán hace llevar la solidaridad de los niños de Baza  a los inmigrantes del Poniente Almeriense
  • Terralgan es una asociación solidaria que está realizando una magnífica labor en el poniente almeriense, la última de las iniciativas solidarias fue el 30 de diciembre cuando Jose María Marín, profesor en el Colegio San José de Calasanz de Baza e impulsor incansable de este tipo de acciones, viajó a la zona de Roquetas, Vicar, la Mojonera y los cortijos de Marín, lugares todos ellos del poniente almeriense, donde las necesidades son extremas y acuciantes y toda ayuda acaba siendo poca. En una furgoneta  José Mª, a quien acompañaban su hermana Piedad y su hija mayor, Lourdes, transporto aproximadamente, unos 450 kilos de comida y 7 cajas de juguetes. Alimentos e ilusión, en días navideños, que se repartieron entre los integrantes de una lista elaborada previamente en la que todos sus componentes eran de los más necesitados de una zona donde  las casas se pierden entre el mar de plásticos que la envuelven.

Fueron un total de 16 casas las que se atendieron, en las cuales habitaban unos 80 adultos y 35 niños, pudiendo comprobarse la situación tan extrema de pobreza y las condiciones pésimas en las que tienen que sobrevivir quienes allí viven.Jose Maria destaca  la sonrisa de los niños al descubrir su juguete, algo que quedará grabado en sus retinas y también en sus corazones. José Maria quiere agradecer a todos los que hicieron posible este viaje inolvidable: su propio colegio, San José de Calasanz; el colegio Ciudad de Baza y a los institutos José de Mora y Alcrebite, que se implicaron en toda la extensión de las diferentes comunidades educativas: alumnos, profesores y padres, quienes también pueden estar muy satisfechos por haber hecho posible que durante unos días, todas estas personas pudieran comer un poco mejor y disfrutar de unos juguetes.Terralgan funciona todo el año y durante todo el año viaje hasta los invernaderos donde viven estos inmigrantes para llevarles desde bicicletas para que puedan desplazarse, pero sobre todo alimentos, ropa y enseres. Si quiere colaborar solo tiene que ponerse en contacto con Jose Maria Marín en el colegio público San Jose de Calasanz de Baza.