Miles de personas se divierten con el Cascamorras infantil

El Cascamorras infantil jurando bandera/JOSÉ UTRERA
El Cascamorras infantil jurando bandera / JOSÉ UTRERA

Aunque la feria y fiestas de Baza comienzan hoy, los niños y niñas ya la disfrutan desde ayer

RICARDO CAÑABATEBAZA

Multitudinario Cascamorras Infantil el de este año, con un Jesús Samaniego que volvió a ser el espectacular Cascamorras que todos conocen. Basten las palabras que «Sama» pronunciaba tras su enésima llegada a la Iglesia de la Merced donde, con su Virgen de la Piedad como testigo, afirmó que habrá «Sama» para rato. Su amor a la Piedad y al Cascamorras no le van a separar nunca de esta fiesta en la que los niños juegan ese importante papel de futuro para una fiesta que sigue en su imparable avance.

El Cascamorras infantil comenzó con la concentración en la Plaza de las Eras donde había un gentío inmenso, que esperó pacientemente el comienzo de la carrera, una espera demasiado larga de más de hora y media.

Pero llego el Cascamorras jugó con los niños, se acercó a ellos y los quiso cerca, disfrutando junto a los niños y niñas de Baza y haciendo una carrera llena de gestos y sorpresas para todos, lo que acabó con un disfrute general, unas juras de bandera multitudinarias y con niños y mayores más que satisfechos de la experiencia vivida.

Espectacular el paso por una Plaza Mayor repleta de gente que ocupaba todos los espacios, como la que hizo vibrar en la última vuelta, vitoreando a un Jesús Samaniego que lo dio todo y, en el fondo, queriendo siempre que aquello no se acabara nunca.

Impresionante la oración de «Sama» ante la Virgen de la Piedad, con una iglesia de la Merced repleta en la que los más pequeños Cascamorreros entendían que allí estaba el origen de todo esto y que, tras una oración, pasaron a reverenciar a esa Virgen pequeña en tamaño, pero inmensa en el lugar que ocupa para todos los bastetanos y que fue el mejor punto de atención para terminar esta fiesta.

Ahora, llega el turno de los mayores y de aquellos que repiten, acompañados de sus padres y viviendo una experiencia tan diferente como extraordinaria, haciendo realidad esa transición que acerca a las nuevas generaciones para que se incorporen a construir el mejor futuro de esta impresionante fiesta.