Una de las paellas cocinadas por las bastetanas / IDEAL

500 mayores vuelven a reencontrarse para comer paella en la Sierra de María

Los Centros de Participación Activa de Baza, Guadix, Huéscar, Castril y Cúllar retoman el popular encuentro «Vamos al arroz»

JOSÉ UTRERA BAZA

Los Centros de Participación Activa han recuperado su actividad en las últimas semanas y una de ellas ha sido la popular convivencia anual «Vamos al arroz» que ha retornado tras la pandemia y como siempre se ha celebrado en el área recreativa de la Piza en la Sierra de María.

En esta vuelta a la normalidad han participado 500 personas mayores de Baza, Guadix, Huéscar, Castril y Cúllar. Se trata de una actividad de convivencia en la naturaleza que se celebra anualmente por estas fechas que se convierte en un día que siempre es muy especial, pero que este año lo ha sido mucho más, tras dos años sin poder celebrarlo debido a la pandemia. Durante la jornada se celebran diversas actividades y las más importantes es la elaboración de cuantas paellas sean necesarias para que todos los asistentes puedan degustar un excelente arroz campestre. Por lo general cada pueblo tenían cocineras, pero en el caso de Huéscar la mayoría fueron hombres dirigidos por el cocinero oscense Julián Martinez.

En el caso de Baza asistieron unas 100 personas, que estuvieron acompañadas como es habitual por el alcalde Manolo Gavilán, y la concejala de Bienestar Social, Mariana Palma, además de la directora del Centro de Participación Activa de Baza, Francisca Izquierdo. También participaron en el encuentro el delegado de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Manuel Montalvo, y los alcaldes de Cúllar, Huéscar y Castril, Alonso Segura, Ramón Martínez y Miguel Pérez, respectivamente.

En las palabras que dirigió a los asistentes, el alcalde bastetano destacó el gran valor que tiene la recuperación de este tipo de actividades tras estos dos años tan duros, «puesto que las relaciones sociales y la convivencia que tanto hemos echado de menos son fundamentales para nuestro desarrollo y nuestro bienestar emocional».

Hace unos días el propio alcalde de Baza, visitó el Centro de Participación Activa de Baza, que progresivamente recupera su actividad y vuelve a tener disponible tanto el horario de tarde como una completa oferta de propuestas, según pudieron comprobar como son los bailes de salón las tardes de los sábados, gimnasia de mantenimiento y terapéutica, educación de adultos, clases para aprender a manejar el móvil, talleres de memoria (apoyo y específico), yoga, zumba, dos talleres de labores, pintura y manualidades variadas y todo ello sin olvidar el servicio de peluquería, además de los juegos y petanca por las tardes. Ahora, las actividades de convivencia al aire libre continuarán en los primeros días de junio con una nueva salida, que esta vez será a la Sierra de Baza.

Temas

Baza