Parte lateral trasera desde la piscina del Complejo de Narváez en el Parque Natural de la Sierra de Baza / jOSÉ UTRERA

La Junta de Andalucia quiere relanzar el complejo de Narváez en el Parque Natural de la Sierra de Baza

La gestión de este equipamiento de uso público ha salido a licitación con una cesión por 22 años

JOSÉ UTRERA BAZA

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, tiene un plan para volver a poner en uso el complejo de Narváez, también denominado Centro de Visitantes y Aula de la Naturaleza que llevar varios años cerrado y deteriorándose.

Hace unos días fue publicada en el perfil del contratante de la Junta la licitación de concesión para la gestión de durante 22 años de los equipamientos de uso público del Centro de Visitantes, Aula de la Naturaleza de Narváez y el refugio de la Canaleja Alta. La presentación de ofertas estará abierta hasta el 8 de noviembre del presente año.

Con un plazo de explotación prevista de la concesión de 22 años, el delegado en funciones de la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul en Granada, Manuel Francisco García, ha manifestado que «la consejería pretende garantizar con este expediente, la prestación de unos servicios públicos que atiendan las necesidades socio-ambientales, de información y recepción de los usuarios unido a la educación ambiental y la participación social en los citados equipamientos de uso público del Parque Natural Sierra de Baza, todo ello a través de una relación público-privada, basada en la colaboración y en la corresponsabilidad». Según el delegado, con este modelo de gestión se persigue el cumplimiento de un importante objetivo: la integración de los distintos agentes socioeconómicos locales en la gestión de los equipamientos de uso público, permitiendo la participación a empresas especializadas del ámbito local y el consiguiente desarrollo económico del área de influencia de los espacios naturales, en este caso el Parque Natural Sierra de Baza y su área de influencia. El importe de licitación previsto es de 454.509 euros (impuestos incluidos) y un canon anual de 300 euros.

El estudio de viabilidad prevé una tasa de empleo directo de 13 personas, a las que se sumarán monitores en actividades específicas, que ofrecerán, una vez puestos en funcionamiento los distintos equipamientos de uso público, que ofrecerían, información, recepción y promoción, educación ambiental, para las que existen 60 plazas de alojamientos, el restaurante de Narváez tiene una capacidad para 121 comensales. La empresa concesionaria podrá gestionar la venta de artículos, realizar actividades de dinamización. Se disponen dispone de 100 plazas de alojamientos dividíos en dos albergues uno con 24 plazas y otro con 26, además de la casa rural de La Fonfría con 4 plazas, La Garduña con 6 plazas, Casimiro con 4 plazas y 5 cabañas de madrea con 4 plazas cada una, en total 20 personas. Y el refugio de la Canaleja Alta con 6 plazas.

La Junta pretende que con la puesta en servicio de estos equipamientos en el Parque Natural Sierra de Baza se contribuye en gran medida a fomentar el empleo verde e impulsar la inversión de las empresas interesadas en la mejora del patrimonio público, así como la prestación de una oferta ecoturística de servicios variados y de alta calidad a la ciudadanía, todo ello compatible con la protección de los valores ambientales de este espacio natural protegido.

Aumentar los visitantes

La media anual de visitantes al complejo de Narváez durante los últimos diez años es de 2.000 visitas aunque en el año 2018 fueron 4.681. El objetivo es que una vez adjudica el equipamiento se aumente considerablemente el número de visitantes, lo que incluye entre otras iniciativas la programación de varias actividades propias de la Junta de Andalucia.

Según un estudio realizado para el expediente de licitación, será necesario una inversión mínima por parte de la empresa adjudicataria de 566.000 euros para rehabilitar, dotar y poner en marcha el equipamiento. No se contemplan inversiones adicionales asumidas por la Agencia de Medioambiente y Agua.

En sus últimos años el complejo de Narváez, restaurarte y alojamientos iba bien, pero la deuda que arrastraba de años anteriores fue una losa que hizo imposible continuar. Fuentes consultadas por Ideal, consideran que será necesario invertir algo más de lo previsto y sobre todo ser imaginativo y dotar de más atractivos el complejo, por ejemplo crear un camping, que ya tenía un lugar elegido pero que se encontró con muchas trabas. En este orden de cosas la próxima normativa de uso y gestión del Parque Natural de la Sierra de Baza, puede facilitar que se puedan realizar diversos proyectos que hasta ahora no se podían debido a lo restrictivo de la normativa actual, que por cierto lleva 6 años caducada.