El lugar en el que ocurrieron las dos reyertas por el volumen de la música. / ideal

Los implicados en un tiroteo por la música alta en Baza vuelven a pelearse con palas de albañil

La Policía Nacional detuvo a dos personas tras la nueva trifulca, en la que resultaron heridos tres hombres y una mujer

CARLOS MORÁN Granada JOSÉ UTRERA GARCÍA Baza

Ha vuelto a ocurrir. Y la causa de la trifulca y los implicados son, presuntamente, los mismos que el pasado mes de mayo se liaron a tiros en Baza porque un vecino ponía la música demasiado alta. En aquella ocasión hubo un herido de bala que tuvo que ingresar en la UCI, cuatro detenidos y trece individuos identificados.

La diferencia con este segundo episodio de violencia motivado por el ruido es que los contendientes se atacaron con palas de albañil, según confirmaron a IDEAL fuentes del 112 y de la Policía Nacional. De hecho, uno de los afectados tenía una brecha en la cabeza causada por un golpe con una de esas herramientas.

En total, hubo cuatro lesionados, tres hombres y una mujer, y dos detenidos, agregaron los medios policiales consultados por este periódico, que también confirmaron que ambos sucesos estaban relacionados.

La nueva reyerta entre dos familias enemistadas de un barrio de Baza ocurrió alrededor de las siete y media de la mañana de ayer. A esa hora, una llamada al 112 alertaba de que varias personas se estaban dando mamporros en la calle tras haber discutido por un exceso de volumen de un reproductor de música. Efectivos sanitarios y de las policías Local y Nacional se desplazaron rápidamente al lugar de los hechos para atender a los afectados y acabar con la bronca.

En mayo, la refriega fue incluso peor. Entonces la disputa degeneró en un tiroteo que se saldó con dos heridos, uno de los cuales recibió un balazo y tuvo que permanecer varios días en la UCI de un hospital granadino.

Aquella escaramuza se produjo de madrugada, y cuando los agentes llegaron a la calle señalada por los testigos –la misma en la que se produjo ayer el nuevo enfrentamiento– se toparon con una auténtica batalla campal.

En la pelea multitudinaria, se usaron presuntamente armas de fuego cortas y largas, así como escopetas de balines. Ahora ha vuelto a suceder pero sin disparos.