Agentes de la Policía Científica tomaron ayer pruebas en la zona donde ocurrieron los hechos. / José Utrera

Ascienden a nueve los detenidos por el tiroteo de Baza

El herido sigue ingresado en UCI

JOSÉ R. VILLALBA Granada JOSÉ UTRERA GARCÍA Baza

Los agentes de Policía Científica de Policía Nacional pasaron la mañana de ayer recogiendo pruebas en el lugar donde se registró el tiroteo. Acordonaron la zona conocida como las Arrodeas, lo cual obligó a cortar el tráfico mientras los agentes efectuaban su trabajo. Los policías buscaban cartuchos de escopeta y otros proyectiles, así como huellas para tratar de saber con exactitud quienes participaron de la trifulca entre estas dos familias. Los agentes trabajan a contrarreloj para completar el atestado policial donde se aportarán todo tipo de detalles de lo ocurrido la madrugada del lunes entre estas dos familias asentadas en Baza.

Policía Nacional ha detenido durante la jornada de hoy a cinco personas más presuntamente vinculadas con el tiroteo que se suman a las cuatro arrestadas ayer. La madrugada del tiroteo identificaron a trece individuos.

El problema ahora es saber quién apretó el gatillo de la escopeta de donde salieron los proyectiles que hirieron al herido ingresado en UCI en estado grave. La investigación policial sigue adelante y la presentación de los detenidos en sede judicial se hará durante la jornada de mañana. Los arrestados serán acusados de una tentativa de homicidio.

El enfrentamiento entre estas dos familias ha generado una calma tensa en la zona, aunque en principio no han vuelto a registrarse incidentes entre los miembros de ambas familias en la ciudad bastetana.

El elevado volumen de la música procedente de la casa del vecino desató ayer un tiroteo entre dos familias en plena madrugada en Baza.Como resultado del intercambio de disparos hubo un herido de bala que sigue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de un hospital de la capital granadina, donde evoluciona de forma favorable dentro de la gravedad de su estado de salud. La víctima recibió, al menos, dos disparos de una escopeta de caza y le generaron heridas en el tórax y en el abdomen.

No fue el único herido. Otro varón de fue atendido por el equipo del Servicio de Urgencias de Atención Primaria ( SUAP), con sede en el Centro de Salud de Baza, que acudió al lugar de los hechos, en la parte alta de la Avenida de Cascamorras, concretamente, en la calle Jesús Fernández Santos. Este herido leve recibió el impacto de varios balines procedentes de una de las armas utilizadas en la refriega. Los facultativos pudieron atenderlo en el mismo lugar de los hechos, sin necesidad de evacuarlo a ningún establecimiento sanitario.

Policía Nacional recibió un aviso a las 2.10 horas de la madrugada del lunes para acudir a la calle Jesús Fernández Santos de la ciudad de Baza donde había una trifulca entre más de una veintena de personas. Cuando los agentes del cuerpo armado se personaron en el lugar no solo se encontraron un tiroteo, sino gente agrediéndose con palos y dándose puñetazos. Policía logró poner orden mientras un particular ya había evacuado a un hospital a un herido de bala cuya vida peligraba.

Los gritos de este grupo de personas y el ruido del tiroteo, en el que se usaron principalmente escopetas de caza, despertaron a otros vecinos de la zona que dieron aviso a los servicios de emergencias y a Policía Nacional. Una vez personados en la zona se encontraron con un enfrentamiento en el que se pudieron llegar a juntar en torno a veinte personas, la mayoría, miembros de dos familias distintas que viven en dos casas contiguas, pared con pared. La molestia por el volumen de la música es la excusa que mantiene a una persona grave e ingresada en la UCI de un hospital.