Embalse de la Bolera en Pozo Alcón -Jaén / José utrera

El Gobierno financia con 13,6 millones de euros la II fase de la modernización de los regadíos de Cuevas del Campo

Las actuaciones, que permitirán sustituir la actual red de acequias y canales por un sistema de riego presurizado con telecontrol, afectan a 2.400 hectáreas

JOSÉ UTRERA GRANADA

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) financiará con 13.673.000 euros la segunda fase de las obras de modernización de los regadíos de Cuevas del Campo. Estas obras, que afectarán a 2.400 hectáreas de cultivos como olivar, almendro, hortícolas y frutales, y beneficiarán a unos 800 regantes, han sido encomendadas por el MAPA a la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), en el marco del convenio suscrito entre ambos organismos el pasado 25 de junio en un acto celebrado en el salón los Aljibes en la propia localidad de Cuevas del Campo.

El presidente de Seiasa, Francisco Rodríguez Mulero, y los presidentes de la Comunidad de Regantes Pozo Alcón, Hinojares y Cuevas del Campo, Isicio Cruz Moreno y de la Colectividad de Cuevas del Campo, Francisco Oliva Ruiz, han firmado hoy, en Granada, un convenio para la ejecución de estas obras. A la firma han asistido la subdelegada del Gobierno en Granada, Mª Inmaculada López Calahorro, la delegada provincial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Mª José Martín Gómez y la alcaldesa de Cuevas del Campo, Carmen Rocío Martínez Ródenas.

Rodríguez Mulero ha explicado que «con esta segunda fase se avanzará en eficiencia hídrica y energética de la zona regable», y ha recordado que la modernización de regadíos es «la llave del futuro en el medio rural porque garantiza la viabilidad de las explotaciones, facilitando el relevo generacional, la generación de empleo y la fijación de población».

El «Proyecto de modernización del regadío de la Colectividad de Cuevas del Campo (Granada). Fase II (CR Pozo Alcón, Hinojares y Cuevas del Campo)» tiene por objeto la transformación integral del sistema de riego existente, formado por acequias y canales que sufren importantes pérdidas, sustituyéndolo por una eficiente red de tuberías a presión. Las nuevas infraestructuras supondrán ampliar la estación de filtrado de la fase I, la construcción de una estación de bombeo, instalaciones eléctricas, un sistema de telecontrol del riego e instalaciones de energías renovables.

En este momento se encuentra en fase de redacción el «Proyecto de modernización de la Comunidad de Regantes de Pozo Alcón, Hinojares y Cuevas del Campo. Colectividad Cuevas del Campo. Fase I (Granada)», promovido por el MAPA a través de Seiasa, con un presupuesto estimado de 10.890.000 euros, que afectará a 3.491 hectáreas y beneficiará a 1.063 regantes.

En esta primera fase de la modernización se prevé, además de la sustitución del sistema de acequias por riego presurizado, la ejecución de una balsa que permitirá contar con la capacidad de regulación necesaria, así como una estación de filtrado y un sistema de telecontrol para la gestión del riego a distancia. En conjunto, las fases I y II permitirán ejecutar actuaciones de modernización de regadíos por valor de 24.563.000 euros en la zona regable de la Colectividad de Cuevas del Campo.

Inversión histórica

La alcaldesa de Cuevas del Campo, Carmen Rocío Martínez Rodenas, valora muy positivamente que el proyecto de modernización de regadíos vaya para adelante después de tantos inconvenientes, «somos una de las pocas zonas de Andalucía que hasta ahora no hemos podido modernizar los regadíos, porque la directivas que había en la comunidades de regantes no tramitaron la petición y dejaron pasar dos subvenciones, cuando la aportación pública era del 90 % del proyecto». La edil destaca que afortunadamente ahora si se han podido reenganchar a un proyecto que es de vital importancia para el presente y futuro de Cuevas del Campo

La modernización de regadíos multiplica por seis la productividad agrícola, aumenta cuatro veces la renta de los agricultores y genera tres veces más empleo. De hecho, un 22,6 % de la superficie cultivada en regadío aporta el 65 % de la producción agrícola de España. Además, el regadío tiene importantes implicaciones ambientales, puesto que previene la erosión del suelo, captura gran cantidad de CO2 y contribuye a preservar la biodiversidad.

La Comunidad de Regantes Pozo Alcón, Hinojares y Cuevas del Campo tiene concedida de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir una dotación anual de 3.546 m³/ha/año de agua superficial procedente del embalse de La Bolera y del río Guadalentín aguas abajo de la presa. Esta concesión estará condicionada a las medidas que pudiera imponer la CHG con el fin de garantizar el buen estado de las masas de agua afectadas, así como aquellas que se derivaran del cumplimiento de la normativa de escasez y sequía.