Finaliza la Escuela Municipal de Verano de Baza

Foto fin de curso con el Cascamorras de Honor /JOSÉ UTRERA
Foto fin de curso con el Cascamorras de Honor / JOSÉ UTRERA

Ha contado con una asistencia media de 125 alumnos diarios durante los meses de julio y agosto

JOSÉ UTRERABAZA

Una visita del Cascamorras de honor, Jesús Samaniego, fue la última actividad de la XXVI edición de la Escuela Municipal de Verano que organiza el ayuntamiento bastetano. Durante la visita los alumnos interpelaron a Jesús Samaniego, sobre todos los pormenores de la fiesta del Cascamorras. Una visita que finalizo con una jura de bandera en el patio del Colegio Público Francisco de Velasco, sede de la escuela veraniega.

Durante el tiempo que ha durado la escuela los niños de entre 3 y 12 años, han tenido tiempo de repasar lo que han aprendido durante el curso, con las clases de refuerzo escolar, han podido divertirse con las actividades deportivas y con las salidas al lago de Castillejar, a la piscina municipal, al parque de bomberos, biblioteca, museo y muchos sitios más.

La Escuela Municipal de Verano, es una oferta pública que el Ayuntamiento de Baza ofrece a los padres y a las madres que trabajan. Siendo un recurso lúdico, educativo y de integración social, muy apreciado por los usuarios que durante gran parte del verano tienen la posibilidad de dejar a los niños en clase.

Los niños y niñas han recibido desde las 9.30 a 13.15 horas clases de apoyo y refuerzo, actividades manuales lúdicas y deportivas y media hora de recreo. A este horario se le sumado la ludoteca desde las 7.30 y el comedor desde las 13.30 hasta las 15.00, y salidas todos los días a la piscina. Para desarrollar estas funciones se han contratado a un equipo de nueve profesionales del magisterio, trabajadores sociales, psicólogos y pedagogos. Los alumnos inscritos han sido 180 con una media de asistencia diaria de 125 escolares.

En esta edición son 60 los pequeños que comen en la escuela y que pertenecen a familias con dificultades económicas, pese al recorte realizado por la Junta de Andalucía que ha reducido 10 plazas con respecto al año pasado, dejando la subvención para solo 43 plazas de comedor, frente a las 60 del año pasado. Pese al recorte del «gobierno del cambio», finalmente son 60 los niños y niñas que están siendo atendidos en el comedor, puesto que el Ayuntamiento bastetano ha asumido su coste con cargo a su presupuesto.