Ganado segureño en una explotación de la comarca de Baza / JOSÉ UTRERA

IU exige a la Junta más ayudas para los ganaderos afectadas por la viruela ovina

También piden más claridad informativa sobre las medidas ya adoptadas y agilidad en los pagos

JOSÉ UTRERA BAZA

Desde la formación han elevado una pregunta al Parlamento andaluz para conocer si la Consejería competente ampliará o modificará el límite de la partida destinada ya que, a juicio de la formación, «la propuesta de 700.000 euros es insuficiente».

IU Granada ha recogido las propuestas de los ganaderos de las comarcas de Baza y Huéscar afectados por el brote epidemiológico de viruela ovina y caprina, que esperan desde hace meses «medidas contundentes» para hacer frente a las consecuencias derivadas del duro confinamiento de los animales. Además, han recriminado a la Junta la «falta de información fiable sobre las decisiones tomadas por la administración».

El alcalde de Cúllar, Alonso Segura, ha trasladado la situación en la que se encuentran los municipios de Cúllar, Castillejar y Zújar tras los efectos del brote, que afecto sobre todo a Benamaurel, y a dos ganaderías una de Baza y otra de Oria. El escenario económico ha destrozado el ánimo de los ganaderos ya que, tal y como ha añadido, «las consecuencias de la epidemia han provocado una terrible impotencia entre los vecinos, en parte, por la información contradictoria de la administración, así como el nulo contacto de ésta con los ganaderos».

Segura ha destacado el «esfuerzo» de ganaderos, asociaciones y ayuntamientos que «han logrado esbozar los planes de la Consejería y hemos podido clarificar cómo solicitar las prestaciones». Así, durante la reunión concertada con Delegación de Gobierno, que mantuvieron la semanada pasada, pudieron trasladar la propuesta de cesar el confinamiento de algunas explotaciones de Cúllar y Castilléjar, ya que no había ganado afectado, pero según han conocido a través de las resoluciones de Sanidad, «permanecerán encerrados hasta el 16 de enero»

El pasado 8 de noviembre, la Junta hizo pública la Orden por la que se aprobaban las bases reguladoras para la concesión de ayudas directas a los ganaderos afectados por el brote. Aun así, el alcalde y concejal de Desarrollo Rural de Cúllar 20 días después concertaban una reunión con las organizaciones agrarias, cooperativas y asociaciones para «solicitar apoyo a la propuesta dirigida a la Consejera para permitir sacar a pastar a los animales, agilizar el pago de la alimentación de los mismos y exigir información clara sobre los aspectos modificados que afectaran al brote».

Del mismo modo, en el escrito consensuado en el encuentro solicitaban una reunión entre los responsables de la Consejería en el municipio «para aclarar estas y otras cuestiones».

La diputada provincial y coordinadora de IU Granada, Mari Carmen Pérez, ha destacado el gran esfuerzo económico que han realizado hasta ahora las explotaciones, «resolviendo la alimentación de los animales, ya que casi un mes después no contaban con las ayudas prometidas por la Junta».

Pérez se ha sumado a la solicitud de los ganaderos afectados en la provincia y ha exigido «celeridad y responsabilidad» a la Consejería, «ya que el escenario económico en las comarcas de Baza y Huéscar, sobre todo en la localidad de Benamaurel, se han visto muy afectados por la sangría económica que también han sufrido la bajada de precios en la venta de corderos».

Temas

Baza