Grupo de alumnos de primaria durante la visita al CIYA / JOSÉ UTRERA

Escolares de Baza disfrutan de un ciclo de rutas teatralizadas en el CIYA

Los alumnos también participan de un taller de cerámica íbera

JOSÉ UTRERA BAZA

El Ayuntamiento de Baza está desarrollando, desde el pasado martes, un ciclo de rutas teatralizadas al Centro de Interpretación de los Yacimientos Arqueológicos (CIYA) y los propios yacimientos arqueológicos del entorno de la ciudad íbero romana de Basti, dirigido a alumnado de 5º y 6º de primaria de todos los centros educativos de la ciudad. En ellas, los escolares tienen ocasión de conocer la cultura íbera, a través de una visita guiada y de dos de los protagonistas bastetanos de la época: la Dama de Baza y el Guerrero. Cada visita se completa además con un taller de cerámica íbera.

Para el desarrollo de esta actividad, subvencionada íntegramente por el consistorio bastetano, se cuenta con la participación de los actores Carlos Martí y Vanesa Mesas, así como de los artesanos Antonio Javier Donaire y Víctor Morán Peña. El Ayuntamiento se hace cargo tanto del coste del transporte como de la guía de la visita al CIYA, de la teatralización y del taller.

En esta semana se culminan las visitas del alumnado de primaria y ya la próxima arranca las de alumnado de 1º de la ESO de los diferentes institutos de Baza, José de Mora, Alcrebite, Pedro Jiménez Montoya y los concertados. Según detalla la concejala de Educación, Yolanda Fernández, la previsión es dar continuidad a este ciclo con nuevas actividades en diciembre y durante el año próximo.

Este ciclo de visitas teatralizadas y taller de cerámica íbera se enmarca en la celebración del 50 Aniversario del Descubrimiento de la Dama de Baza, evento que además de servir para dar visibilidad a la ciudad en el mundo a través de la divulgación de su patrimonio arqueológico íbero, se centra también en impulsar un mejor conocimiento de la figura de la Dama y su tiempo, gracias a que al contrario de lo que ocurrió con la Dama de Elche, la de Baza apareció en una excavación contextualizada ofreciendo numerosa y valiosa información científica que aun hoy 50 años después sigue siendo estudiada por los expertos. La Dama de Baza apareció en el año 1971 en la tumba 155 de la necrópolis de Cerro Santuario, en el transcurso de una excavación dirigida por el profesor de la Universidad de Sevilla y arqueólogo, Francisco Presedo Velo.

Temas

Baza