La subestación eléctrica de Baza, inaugurada desta semana, que permitirá dar salida a los proyectos de renovables. / ramón l. pérez

La nueva autopista eléctrica atrae una inversión de 500 millones en renovables

La nueva autopista eléctrica Caparacena-Baza atrae una inversión privada de más de 500 millones en proyectos de energías renovables

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE Granada

Algunos países tienen petróleo bajo la tierra y los andaluces tienen la riqueza por encima de la cabeza, gracias a una fuente de energía limpia e inagotable como es el sol. Lo decía esta semana el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en la inauguración de la subestación eléctrica de Baza y el primer tramo de la línea de alta tensión entre Caparacena (Atarfe), Baza y La Ribina (Vera, Almería), que permitirá que el norte de ambas provincias, hasta ahora un desierto energético, explote el potencial de una tierra que presume de tener un 13% más de sol que el resto de España y un 50% más que países europeos como Alemania.

Red Eléctrica, filial de Redeia responsable de la operación y el transporte del sistema eléctrico en España, ha invertido 90 millones de euros en el primer tramo de esta autopista eléctrica que refuerza la red de transporte a la vez que impulsa la transición ecológica de la región, al dar salida a nuevos proyectos de energías renovables.

Al calor de la nueva línea de 400 kilovoltios, se construirán nuevos parques eólicos con molinos de cien metros de altura y miles de plantas fotovoltaicas que van a evacuar la energía a la nueva subestación de Baza y convertirán las comarcas del norte de Granada en uno de los mayores polos de renovables de España.

La substación eléctrica de Baza, inaugurada esta semana. / Ramón L. Pérez

«La puesta en marcha de la línea 400 permitirá conectar los proyectos renovables que actualmente se encuentran en tramitación por parte de la Junta de Andalucía y que suman una potencia instalada total, entre parques eólicos y fotovoltaicos, de 340 megawatios. A esta potencia instalada habría que sumar además una planta fotovoltaica de 200 MW, cuya tramitación es competencia del Ministerio porque la comunidad autónoma solo tramita proyectos de hasta 50 MW», explican desde la consejería de Política Industrial y Energía.

Entre las dos principales compañías que tienen asignados los derechos de explotación de la línea 400, Capital Energy y Enel, del Grupo Endesa, tramitan en estos momentos los permisos para construir trece grandes proyectos de energías renovables, entre parques solares y fotovoltaicos, según han confirmado a IDEAL ambas empresas.

Salto cualitativo

El clúster de energías renovables (Claner), que integra a los promotores y productores de estos parques en Andalucía, calcula que los proyectos de 598 megawatios que tienen adjudicados ya permisos para conectarse al Eje Caparacena-Baza en cuanto se construyan, movilizarán una inversión privada de más de 500 millones de euros.

«La puesta en marcha de la línea va a permitir un gran salto cualitativo en los proyectos de energías renovables, estamos muy satisfechos. Llevamos años luchando por meterla en la planificación energética nacional y desde que se consiguió, en 2018, las obras se han hecho en un tiempo relativamente razonable» valora el presidente de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner), Alfonso Vargas.

La línea supondrá una fuerte tracción para el sector y Granada será la principal provincia beneficiada, aunque cuando se complete el eje hasta La Ribina aflorará más capacidad para nuevos proyectos.

«Estamos muy satisfechos, la línea va a permitir un salto cualitativo en proyectos de renovables»

alfonso vargas

Presidente de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía

Las compañía Enel, la división de renovables del Grupo Endesa, recuerdan que el eje Caparacena-Baza va a permitir que se abra capacidad para evacuar un mayor número de megawatios renovables, «lo que permite aprovechar los recursos eólico y solar que son excelentes». «Este desarrollo Caparacena-Baza repercute de manera directa a nuestros proyectos fotovoltaicos y eólicos con conexión en las subestaciones de Caparacena y Baza. Se trata de cuatro parques fotovoltaicos que superan los 350 megawatios pico y cinco eólicos de cerca de 40 megawatios», especifican desde la compañía.

Capital Energy

Por su parte, la compañía Capital Energy promueve cuatro proyectos en el Eje 400 que suman una potencia instalada de 340 megawatios y movilizarán en su construcción más de 230 millones de euros.

Grandes inversiones aparejadas a la línea 400 que saludan desde la Asociación de Empresarios del Altiplano. «Veníamos reclamando esta infraestructura eléctrica desde hace décadas. No solo nuestras empresas van a poder crecer y mejorar su competitividad, sino que se abre la puerta a inversores que no habían tenido en cuenta a la comarca por esta limitación», esgrime la vicepresidenta de la Asociación de Empresarios del Altiplano, Elisa de la Torre.

El impacto de la nueva red de transporte eléctrico también se medirá en vertebración del territorio, como destacan desde el Gobierno de España. «Esta infraestructura movilizará más de 3.000 millones de euros en inversiones potenciales y permitirá la creación de hasta 8.700 puestos de trabajo en un territorio que lucha contra la despoblación y el envejecimiento de sus municipios. Además, contribuirá a impulsar el sector de la logística y las comunicaciones en línea con el compromiso del Gobierno con la cohesión social y territorial», valora la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro.

El parque solar Andrea estará en obras en 2024 en Antas

Por el momento ninguno de los nuevos proyectos de renovables que se tramitan han llegado a la fase de obras. Las plantas vinculadas a la línea 400 progresan técnica y administrativamente sobre el papel y algunos están muy avanzados. Es el caso de la planta solar Andrea, que la compañía Endesa tramita a través de su división de renovables Enel Green Power España (EGPE) y que acaba de recibir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). La planta se ubicará en el término municipal de Antas en Almería, tendrá 250 megawatios de potencia instalada y supondrá una inversión de 106 millones de euros, según explican desde la compañía que pretende iniciar la construcción en el primer semestre de 2024.