JOSÉ UTRERA

Doce millones para llevar agua a la Comarca de Baza y regar 2.500 hectáreas en Castril

El proyecto «captación conjunta de abastecimiento y regadío en el embalse del Portillo» será incluido en el nuevo Plan Hidrológico 2022/2027 que aprobará el Consejo de Ministros

JOSÉ UTRERA BAZA

El Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) destinará casi 12 millones de euros para el nuevo proyecto denominado «captación conjunta de abastecimiento y regadío en el embalse del Portillo» que tendrá una doble finalidad, posibilitar la llegada del agua a la comarca de Baza, exclusivamente para abastecimiento de la población y por otro lado, la modernización de 2.500 hectáreas del municipio de Castril, actualmente en secano, gran parte de ellas localizadas en la zona de Campo Cebas.

El acuerdo alcanzado a principios de semana, sustituye la opción que Confederación Hidrografía del Guadalquivir tenía preparada, ante la falta de acuerdo por esta otra que ha sido calificada por Jose Antonio Azor, presidente de la asociación Agapro, como «un proyecto de comarca que beneficia a todos».

El agua ya no se recogerá junto al cauce del rio cerca de la presa, la doble captación se va a construir en el propio pantano del portillo, con lo que se garantiza aún más el caudal ecológico del río Castril, que CHG siempre ha garantizado y que los oponentes, al proyecto anterior, tanto han criticado. Gran parte de la canalización casi concluida en un 90% no se va a utilizar pues la conexión para el que el agua llegue a la comarca de Baza, se va a realizar cerca del municipio de Cortes de Baza. El agua, llegará por su propio impulso hasta las inmediaciones de Baza, donde será elevada hasta los depósitos de abastecimiento que tiene la ciudad bastetana.

Cuando el agua llegue a Baza, los actuales sondeos no serán tan necesarios y dejaran de usarse al menos al ritmo actual, lo que será un alivio para el acuífero y para las arcas municipales por el alto coste que supone el gasto de electricidad para poder extraer el agua a más de 200 metros de profundidad. Antes de la subida eléctrica el ayuntamiento de Baza ya gastaba unos 300.000 euros al año para el funcionamiento de los pozos.

La dotación de agua concedida por CHG para garantizar el abastecimiento de la población de la comarca de Baza es de 4 hectómetros. Solo Baza y Freila tienen solicitada y autorizada el agua en el caso de Baza, 1,8 hectómetros y 0,3 para Freila. El resto de municipios tendrán que solicitar el enganche a la red de agua que llegará desde Castril.

El proyecto que tendrá que va a ser incluido en el nuevo Plan Hidrológico que en breve aprobará el gobierno, no contempla ni una gota de agua para regar en la comarca de Baza y si las 2.500 hectáreas de Regantes del Portillo, integrada por 386 comuneros, la inmensa mayoría pequeños propietarios que van a ver transformadas sus explotaciones agrarias.

Independiente de este proyecto CHG está promoviendo la concesión de 18 hectómetros cúbicos de agua superficial del Embalse del Negratín para regar en zonas de Baza, Caniles, Zújar y Freila. Lo que a su vez posibilitará el cierre de los pozos actuales y la regeneración del acuífero de la Sierra de Baza.

El concejal de agricultura de Baza, Juan Francisco Valero, apunta que con el acuerdo y el nuevo proyecto, se solucionaran el problema de las expropiaciones que tanta polémica ha suscitado.

El alcalde de Baza, Manolo Gavilán, asegura que en este asunto, no hay ni vencedores ni vencidos. Y señala que en todo momento ha defendido que el foro en que se tenía que debatir este tema era el que finalmente ha resuelto el proceso, «el de las administraciones implicadas: alcaldes, CHG y Ministerio. «En definitiva, se ha conseguido un acuerdo y meter un elemento nuevo que ha hecho que se reconsideren las posturas y eso nos beneficia. Y sin duda, el que un municipio de la zona en este caso Castril pase a tener 2.500 hectáreas de riego es riqueza para toda ella». Manifiesta el alcalde bastetano, acompañado del concejal de Agricultura, Juan Francisco Valero; el presidente de Agapro, José Azor; el presidente de la Asociación de Empresarios del Altiplano de Granada, José Antonio Lucha; y el senador Abelardo Vico. «Todos ellos manifiestan el alto grado de satisfacción ante este nuevo paso que supone dar una respuesta a las necesidades de todas las partes».

En el acuerdo de Granada, también se vieron una seria de peticiones realizadas por el Ayuntamiento de Castril y también de Cortes de Baza, sobre la marcha unas se desecharon, otras se aceptaron, algunas incluso pueden ser mejoradas y otras corresponden a otras administraciones. El dialogo quedo abierto para estudiarlas en profundidad. Alguna es de imperiosa necesidad como en el arreglo de la carretera de servicio entre Castril y Campo Cebas. Antes la carretera era de la CHG pero se la cedió al Ayuntamiento de Castril, quien la acepto sin que el organismo de cuenca la arreglara previamente. Por lo que se tendrá que buscar una solución imaginativa y legal.

A la hora de agradecer el trabajo que ha posibilitado el acuerdo el Senador, Abelardo Vico, destaca el trabajo del alcalde de Baza, del presidente de CHG, Joaquín Páez, y su equipo técnico; el secretario de estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; o el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, y sobre todo la labor realizada por los responsables de la comunidad de Regantes del Portillo, sobre los que algún día se tendrá que contar lo que han soportado y pasado durante años y en los últimos meses.