Foto final de la Escuela Municipal de Verano del Ayuntamiento de Baza / ideal

El Cascamorras de Honor Jesús Samaniego, en la clausura de la Escuela de Verano

La Escuela de Verano cierra su 28 edición como alternativa para 140 niños y niñas, 60 de ellos con el programa de garantía alimentaria

JOSÉ UTRERA BAZA

La 28 edición de la Escuela Municipal de Verano, ha tenido este año una clausura muy especial en la que ha participado el Cascamorras de Honor, Jesús Samaniego y el presidente de la Asociación Multicultural Cascamorras Baza, Ricardo Cañabate, quienes acercaron la fiesta al alumnados y respondieron a sus preguntas e ir calentando motores para el Cascamorras infantil que se celebrará el lunes 5 de septiembre. Los pequeños de la Escuela de Verano han estado trabajando en torno a la fiesta en los días previos y, además de realizar varios carteles conmemorativos de Cascamorras y la Virgen de la Piedad, han elaborado un cuaderno que entregaron con cariño al Cascamorras de Honor, quien realizo una jura de bandera en el aula de los más pequeños. Al acto de clausura celebrado el pasado viernes también asistió el alcalde de Baza, Manolo Gavilán, y la concejala de Bienestar Social, Mariana Palma.

La Escuela de Verano del Ayuntamiento de Baza cerró su 28 edición como alternativa lúdico-educativa y de conciliación familiar para 140 niños y niñas, 60 de ellos con el programa de garantía alimentaria. Cifras que en palabras del alcalde, compensan ese esfuerzo organizativo que se realiza para poder llevar a cabo este programa dirigido a menores en edad escolar que, por distintas circunstancias, necesiten de un apoyo extra durante el verano y/u ocupar su tiempo libre en actividades lúdico-educativas. Organizada por el Área de Bienestar Social, Igualdad, Mujer y Salud, la Escuela de Verano culmina un año más ofreciendo este servicio que, además de ser una excelente opción estival para los más pequeños, ofrece una alternativa para la conciliación a las familias.

Durante la Escuela de Verano de este 2022, la ratio por aula y nivel ha sido de 15 alumnos y alumnas, todos organizados por edades (todos los cursos de infantil y primaria). Las clases arrancaban el 4 de julio en las instalaciones del CEIP Francisco de Velasco.

Inversión

El coste aproximado para este año ha sido de 35.000 euros, cantidad que asume plenamente el Ayuntamiento y que refleja una tendencia ascendente con respecto a los años anteriores (la inversión el año pasado, por ejemplo, fue de 33.000 euros). Dentro de esta partida se incluye el coste de materiales para las actividades manuales, lúdicas y educativas, así como las salidas a la piscina y los salarios de los profesionales. Parte de esta cantidad se destina además para asumir el coste de las plazas de comedor que la Junta de Andalucía no asume.

En la Escuela de Verano han trabajado cinco maestros del Área de Bienestar Social, Igualdad, Mujer; Salud; Deporte y Juventud, una Educadora de calle, un trabajador social del PDG y Tres alumnos en prácticas remuneradas de la UNED (Pedagogos, Educadores Sociales, Psicólogos)

Temas

Baza