Baza sufre una larga noche de vandalismo con 20 contenedores quemados en 11 calles

El Ayuntamiento cifra la pérdida material en 8.000 euros como mínimo, más el coste del operativo para sofocar los incendios

JOSÉ UTRERA GARCÍA Baza

La ciudad vivió en la noche del miércoles al jueves una sería de actos vandálicos que se prolongaron durante cinco o seis horas. Alguien se dedicó a ir prendiendo fuego a diversos contenedores de basura, la inmensa mayoría ubicados en el centro histórico de la ciudad. Hasta 20 contenedores ardieron o sufrieron graves daños.

Según informó el Ayuntamiento de Baza, poco después de las diez de la noche del miércoles se empezaron a recibir llamadas tanto en el Parque de Bomberos como en la Jefatura de la Policía Local alertando de la existencia de incendios en diversos contenedores. La situación se prolongó hasta bastante avanzada la madrugada y se saldó con una veintena de contenedores calcinados o dañados gravemente, lo que supone una pérdida material cifrada entre los 8.000 y los 10.000 euros, cantidad a la que hay que sumar el coste de todo el operativo que desde el primer momento estuvo en marcha sofocando incendios y garantizando la seguridad de los vehículos y viviendas cercanas para evitar más daños materiales o, incluso, personales. Las calles en las que se produjeron estos incendios son Zapatería, Alamillos, San Sebastián, Razalof, Chorrillo, Carrera de Palacio, inmediaciones del Campo de Fútbol, inmediaciones de la Plaza Mayor, Recinto Ferial y calle Ferrocarril. Todos ellos muy cerca unos de otros y situados en un radio de unos 800 a 900 metros. Para los bomberos fue una larga noche de trabajo y desasosiego.

Es difícil de explicar cómo alguien es capaz de cometer semejantes hechos vandálicos y casi más difícil aún, que durante 6 horas alguien pueda estar incendiando hasta 20 contenedores y no ser detectado por las fuerzas de seguridad, que en Baza son Policía Nacional y Policía Local.

A primera hora de la mañana de ayer jueves hubo un encuentro entre el alcalde de Baza, Manolo Gavilán, y los máximos responsables de la Comisaría de la Policía Nacional en Baza, de la Policía Local y de los Bomberos, que desde entonces han estado en permanente contacto entre ellos y con la empresa responsable del servicio de la limpieza y recogida de residuos para ir avanzando en la investigación. Son hechos «totalmente condenables y con los que el Ayuntamiento está lógicamente indignado, porque no entendemos a qué responden y por el gran riesgo que entrañan».

El alcalde, Manuel Gavilán, lanzó un mensaje de tranquilidad. «Baza es una ciudad segura, con un elevado número de efectivos policiales e índices delictivos muy bajos, en la que lógicamente hay que condenar hechos aislados como este. Entre las conclusiones que extraemos está la de intensificar la presencia policial en la calle durante estos días y estar alerta». Confía en que la investigación dé resultados en breve y recuerda la importancia de la colaboración ciudadana para prevenir y resolver situaciones como la de esta noche. «Los teléfonos de la Policía Local y Nacional están siempre abiertos para que quienes detecten actitudes o presencias sospechosas puedan alertar de ellas».