Imagen de la tumba de la Dama de Baza, cuando se descubrió en 2015. / JOSÉ UTRERA

Baza expondrá la tumba oculta de su Dama y una réplica de la escultura para impulsar su identidad

El sepulcro, que se descubrió en 2015 y se volvió a tapar para su conservación, saldrá por fin a la luz tras un debate arqueológico intenso

LAURA UBAGO Granada

La tumba número 155 de la necrópolis de Cerro Santuario, donde en 1971 se encontró la escultura ibérica de la Dama de Baza, no fue destruida como se había creído durante 44 años. Se descubrió en 2015 en buen estado ya que solo le faltaba un metro de muro. Para conservarla, se volvió a tapar y ahora se desenterrará, se recuperará y se 'musealizará' para que Baza luzca parte de su historia y recupere su esencia. Se trata de quitar, al fin, la espinita, de esa Dama exiliada que permanece en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid, con algo real que demuestre que estuvo allí.

En este municipio que tiene su propio museo arqueológico, un centro de interpretación y dos yacimientos, faltaba ese hito relacionado con la Dama de Baza, para satisfacer a los visitantes que llegaban buscando su rastro y para «impulsar ese orgullo bastetano». Así lo explica Gemma Pérez Castaño, experta en patrimonio y concejala de Urbanismo del municipio, que señala que hace un año se redactó este proyecto para revalorizar la tumba y se buscó financiación: 60.000 euros de una subvención de turismo de la Junta y otros 60.000 que pondrá el Ayuntamiento.

La propuesta de musealizar la tumba y exponerla era novedosa y requirió del apoyo de una comisión de expertos que propuso esta solución para mostrar el sepulcro. Este proyecto ha pasado el filtro de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía, que ha realizado apreciaciones pero que finalmente sí ha dado el visto bueno a esta actuación, alrededor de la que había disparidad de criterios. La comisión de patrimonio señala que la propuesta de proteger la cámara con una cubierta y replicar los los ajuares y demás elementos recuperados en la excavación se convierte «en un potente instrumento de comunicación e interpretación del yacimiento, evocando su contexto original para facilitar su lectura, interpretación y comprensión por la ciudadanía, a la vez que se garantiza la conservación de las estructuras de la necrópolis».

Pero también recuerda que como ya se señaló en un informe, el proyecto debe tener una vocación de provisionalidad, ya que el futuro del Cerro del Santuario –donde está la tumba– debe pasar una propuesta de intervención global. El proyecto también recoge colocar una réplica de la Dama con su ajuar dentro de la tumba. Dicen desde Cultura que esta se realizará mediante impresión 3D a partir de un modelo de alta precisión realizado por el Museo Arqueológico Nacional, y se texturizará de acuerdo con el estado actual de la escultura original.

Destapar el enterramiento

Llegar a este punto ha requerido de debate y de ajustes. Alguna de las propuestas llegó a plantear la reconstrucción de la tumba en el centro de interpretación, aunque finalmente sí se ha aprobado destapar el enterramiento original.

La concejala de Urbanismo, Gemma Pérez Castaño, expone que será un paso importante para los bastetanos y un impulso al turismo, ya que los visitantes tendrán ahora el privilegio de ver la tumba orginal en la que apareció la Dama de Baza.

Los trabajos quieren que estén licitados para finales de año y en un par de meses, destapada la tumba y musealizada. La edil asegura que durante 2023 ya se podrá visitar esta réplica de la Dama en su sepulcro original y que se convertirá en el epicentro de todo el patrimonio que tiene el municipio sobre la cultura íbera.

Consideran que este proyecto servirá como motor de desarrollo y que reconciliará a los bastetanos con la memoria de su Dama y su ausencia. Tras múltiples reuiones y diferentes criterios ha salido adelante este proyecto que mezclará parte real con la recreación de la escultura.

Temas

Baza