El ayuntamiento valora de forma muy positiva la Semana de la Dama de Baza

Pasacalles íbero/JOSÉ CARMELO MATEOS
Pasacalles íbero / JOSÉ CARMELO MATEOS

Han sido diez días con diversos actos en el 48 aniversario del hallazgo de la famosa escultura íbera

JOSÉ UTRERABAZA

La Semana de la Dama de Baza concluyó con el espectáculo y cena íbera en los yacimientos arqueológicos, poniendo fin a diez días de actividades dedicadas a conmemorar el hallazgo de la Dama de Baza (20 julio 1971) y divulgar el rico patrimonio de la zona arqueológica de Basti.

Según el ayuntamiento, en la práctica totalidad de las actividades programadas se ha alcanzado una elevada participación de público y, también, de colaboradores, ya que se ha conseguido implicar a una buena parte de la población local en el desarrollo de algunas de las actividades más participativas, como el pasacalles y la recreación de la incineración. «Es difícil calcular el número concreto de personas que han asistido a todos los actos, pueden ser varios miles, pero lo que es innegable es que la programación gusta y así lo demuestra que cada vez hay más personas que quieren participar activamente en el desarrollo de la misma, hasta el punto de que ya hay quién quiere colaborar para el próximo año. Han sido unas cien personas voluntarias las que han desfilado, contando con un grupo de Galera que han asistido caracterizados y otras treinta en la recreación de la incineración, a quienes les tenemos que agradecer su buena disposición» explica la concejala de Turismo, Mari Carmen González.

La programación, ha aunado actividades culturales, las divulgativas de la civilización íbera, las de animación de calle y comerciales y las lúdicas y de ocio. Por asistencia de público han destacado la entrega del Premio Dama de Baza a la Cultura, con unos 300 asistentes, y la incineración, con alrededor de 400 personas de público y una treintena en escena, por último, se estima que fueron unas dos mil personas las que disfrutaron del pasacalles en todo su recorrido. A las visitas guiadas al Centro de Interpretación de los Yacimientos Arqueológicos (CIYA) y al museo acudieron unas 300 personas, 162 a la primera actividad y 138 a la segunda. En cuanto al mercado de temática íbera, los 18 comerciantes que instalaron puestos de venta han tenido unos resultados positivos, y los talleres de cerámica gratuitos estuvieron al completo todos los días. En la cena se cubrieron las 135 plazas existentes.

La edil ha adelantado que se está preparando un proyecto que sirva para buscar el apoyo de administraciones y entidades especializadas en la difusión turística que permita que la Semana de la Dama de Baza alcance un mayor reconocimiento provincial y autonómico que beneficie a todo el sector turístico de nuestra ciudad. «Las nuevas actividades están consolidadas y son de un atractivo y calidad suficientes para que por sí mismas sirvan al sector turístico de nuestra ciudad para ganar clientes y aumentar las pernoctaciones» afirma González.

Las actividades organizadas están bien, pero hay que destacar la conferencia ofrecida por Andrés María Adroher Auroux, sobre Basti y los Bastetanos, y la necesidad de realizar los esfuerzos necesarios y apelar a la Junta de Andalucía para volver a excavar en los yacimientos o lo que queda del expolio al que fueron sometidos durante décadas. Aún hay mucha información bajo tierra que se debe sacar a la luz.