Las ganaderias afectadas tienen que ser limpiadas a fondo y desinfectadas por dos veces / JOSÉ UTRERA

Aprobadas ayudas para las explotaciones afectadas por el brote de viruela ovina y caprina

La Junta articula medidas para respaldar a los ganaderos afectados por las restricciones adoptadas para controlar la enfermedad pero no cuantifica la dotación presupuestaria

JOSÉ UTRERA BAZA

El Consejo de Gobierno celebrado este martes ha tomado conocimiento de la puesta en marcha de las ayudas para el sector ganadero andaluz para compensar los gastos derivados por el confinamiento obligado del ganado afectado por la viruela ovina y caprina (VOC).

Se trata de ayudas adicionales ante la necesidad de compensar el gasto extraordinario al que van a tener que hacer frente estas explotaciones sobre las que se están aplicando medidas de prevención y erradicación de la enfermedad y como consecuencia del confinamiento al que se ven sometidas.

Este confinamiento se desarrolla de forma simultánea a las labores de limpieza y desinfección de las explotaciones afectadas y tiene por objeto evitar la propagación de la enfermedad en zonas próximas a las mismas ya que la viruela ovina y caprina es una enfermedad viral altamente contagiosa que se encuentra incluida tanto en la lista única de enfermedades de notificación obligatoria de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como en la lista de enfermedades de notificación obligatoria de la UE.

Hace unas fechas la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural anuncio una dotación de 500.000 euros como ayudas a los ganaderos afectados de las 11 explotaciones donde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, decreto los focos, una vez conocidos los resultados de los análisis realizados en el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) ubicado en Algete ( Madrid). Laboratorio Nacional de Referencia para la VOC en España.

Los ganaderos que aún no han recibido ningún pago piden que en las ayudas se incluya, al menos: Indemnización por los animales sacrificados por la diferencia existente entre los precios de mercado y los precios de referencia tomados para primer pago planificado por la Junta de Andalucía, los gastos de limpieza y desinfección de las explotaciones, así como el pago de toda la comida destruida, bien haya sido adquirida por el ganadero, bien haya sido producida por él mismo (pienso, forraje, paja, cereales, etc.). También se pide el pago del estiércol destruido y una indemnización por lucro cesante de la explotación. También piden que se concreten ayudas para la para la reposición de los animales sacrificados y se articule un mecanismo para garantizar el cobro de la PAC. Y en el caso de que las explotaciones cuyos animales no haya sido sacrificadas pero sí inmovilizadas, ayuda para los gastos extras de alimentación.

De los 11 focos que hay en Andalucía, 10 de ellos se localizan en la provincia de Granada, concentrados en la Comarca de Baza, la mayoría de ellos en la localidad de Benamaurel, más Cúllar, Baza, Caniles y Oria, esta última en la provincia de Almería pero limitando con Cúllar y a su vez Cúllar limitando con Benamaurel.

Hasta hoy se han sacrificado más de 3.000 animales y más de 14.260 ovejas permanecen confinadas en las 240 explotaciones que están en el radio de seguridad de diez kilómetros, que establece el protocolo establecido a nivel europeo para tratar de frenar la expansión del virus.

Temas

Baza