Colegio Jabalcón Baza / IDEAL

El AMPA del Colegio Jabalcón solicita la inmediata incorporación de un educador de educación infantil

A la jubilación en diciembre de un monitor especializado se suma la baja de temporal de otra monitora. La delegación de Educación ha puesto en marcha el proceso para cubrir la plaza libre

JOSÉ UTRERA BAZA

El AMPA del Colegio de Educación Infantil y Primaria Jabalcón, de Baza, solicita la incorporación inmediata del educador de educación especial o personal técnico de integración social (PTIS) del aula específica de educación especial, plaza sin cubrir desde la jubilación del anterior educador en diciembre de 2021, incumpliéndose así la Ley Orgánica de Educación; que establece la obligación de las administraciones educativas de proveer a los centros de los recursos necesarios para atender adecuadamente al alumnado con necesidades educativas especiales

(N.E.E.).

Según la Delegada de Educación, Ana Berrocal, desde la delegación ya se han puesto en contacto con la dirección del Colegio Jabalcón, para informales que está en marcha el proceso administrativo para cubrir la plaza del monitor jubilado con la mayor rapidez posible.

El CEIP Jabalcón es un colegio de línea 1, con dos aulas de alumnado con N.E.E.: un aula TEA y un aula específica de educación especial. El Aula Específica de Educación Especial que tiene sin cubrir el puesto de educador cuenta con 4 niños con gran discapacidad motora y psíquica, todos ellos con dependencia y sin capacidad de trabajo individual. En la actualidad, se encuentra con apoyo puntual de PTIS de infantil y primaria y de la educadora de Aula de Trastorno del Espectro Autista (TEA), que aunque ayudan en algunas de sus necesidades asistenciales, no a las de apoyo al proceso de enseñanza aprendizaje ni a la integración en sus aulas ordinarias de referencia.

Debido a la falta de personal no se pueden realizar las integraciones de los niños en las aulas ordinarias de referencia, al no poder ser acompañados por el personal del centro.

Según explica la Presidenta del AMPA, Vanesa Mesas Troyano, «la situación es muy grave desde que el pasado mes de diciembre cuando se jubiló el monitor especialista en educación especial. Y desde hace unos días la situación se ha visto extremadamente agravada por la baja temporal de la otra monitora del aula ATEA, quedando los alumnos al amparo de otra monitora contratada solo 20 horas, que no cubre la totalidad de horas que se necesitan»

El AMPA asegura que es imposible de realizar las actividades fuera del centro al ser el alumnado de distintos niveles educativos y no contar el centro con personal suficiente para su acompañamiento o permanencia en el aula con los demás y ponen como ejemplo distintas situaciones como el caso de presentarse una crisis epiléptica de algún niño, es imposible avisar a otro profesional para poder garantizar su seguridad y la del resto del alumnado (algunos de ellos con conductas de escapismo).

Esta situación afecta al resto de alumnado con N.E.E. En el aula TEA se encuentran matriculados 5 niños la gran mayoría con gran discapacidad psíquica y dependencia, además de problemas graves de conducta. En uno de los casos, existe un riesgo elevado de fuga o precipitación desde una planta superior o ventana al no existir percepción de peligro para este menor. De hecho, ya se ha escapado del colegio en una ocasión más 2 caídas desde una primera planta en su domicilio y múltiples escapes, donde han tenido que intervenir las Policías local y Nacional, por lo que la necesidad de supervisión debe de ser estrecha. «Además, el resto de alumnado de dicha aula presenta problemas de comunicación, de control de esfínteres, de conducta y de aprendizaje graves por lo que entendemos que la maestra del aula TEA no es suficiente y no contemplamos la ausencia de la educadora de esta clase para cubrir las necesidades del aula específica».

Ante todas estas circunstancias el AMPA exige que incorpore de manera inmediata una educadora o PTIS, con el objetivo de mejorar la atención y desarrollo del alumnado con N.E.E.

Temas

Baza