Minuto de silencio en el acto celebrado en Baza / JOSÉ UTRERA

El acto central del 25N en Baza pone de manifiesto la fuerza transformadora de los jóvenes y de la expresión artística

Reconocimiento a Emi Azor por su implicación por la igualdad denunciando las formas más sutiles de la violencia de género a través de sus fotografías

JOSÉ UTRERA BAZA

«Este tipo de actos son totalmente necesarios. Porque se avanza, pero no al ritmo que querríamos. Porque se avanza, pero no se acaba. Porque se avanza, pero todavía sigue habiendo verdugos. Y porque es sorprendente que todavía haya quien niegue que exista la violencia de género». Con esta reflexión iniciaba el alcalde de Baza, Manolo Gavilán, su intervención en el acto central de la programación diseñada desde el Ayuntamiento en torno al 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Un completo programa de actividades de sensibilización, concienciación y formación consensuadas en el Consejo Municipal de la Mujer, donde están representadas también las asociaciones de mujeres.

Sobre el escenario se encontraban representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, del CEP en representación de la comunidad educativa, de las Asociaciones de Mujeres Amudima y Clara Campoamor, de otras asociaciones implicadas como Afemagra, Cruz Roja y Cáritas, del Área Sanitaria Nordeste de Granada y de la corporación municipal. Y entre el público, muchos chicos y chicas de los centros educativos de secundaria de la ciudad, además de representantes de diferentes colectivos, trabajadores municipales de los diferentes servicios dedicados a la atención de mujeres (Bienestar Social y CMIM) y ciudadanía en general.

Este año, «que no es como los demás porque podemos volver a reunirnos tras la pandemia» tal y como ha destacado la concejala de Bienestar Social, Igualdad y Salud, Mariana Palma, la programación se ha presentado bajo el lema «Rompamos el silencio. Que nada nos calle», con el que se quiere lanzar «un mensaje claro y contundente: basta ya de violencia, de silencios cómplices; es hora de plantarle cara a la violencia hacia las mujeres». Un lema que enlaza con la imagen elegida para el cartel de ese año: el gesto internacional de socorro contra la violencia machista que puede salvar vidas (con la palma de la mano abierta y mirando al frente, se dobla el dedo pulgar y después el resto de dedos hacen lo propio, escondiéndolo).

Centros educativos

En este acto se cuenta siempre con la participación de los centros de educación secundaria, como ha demostrado la lectura de un manifiesto que este año ha elaborado el IES José de Mora. O también la creativa performance que ha puesto sobre el escenario un grupo de alumnas y alumnos del centro Divino Maestro. Se ha proyectado además el vídeo «Alma morada» en el que la música y los jóvenes tienen un papel muy especial. Un rap creado en el marco del proyecto ««Jóvenes urban@s construyendo en positivo» coordinado desde el Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas 'Cuevas de Baza'. La proyección ha estado precedida de una interesante entrevista a uno de sus protagonistas, Jito.

Especialmente emotivo ha sido el reconocimiento a Emi Azor por su implicación por la igualdad denunciando las formas más sutiles de la violencia de género a través de sus fotografías. «El feminismo necesita referentes en Baza y lo tiene en Emi Azor», ha asegurado la concejala. En su intervención, Emi Azor ha insistido en la fuerza transformadora de la expresión artística y ha animado a los jóvenes a seguir haciendo proyectos como los presentados hoy, «porque los jóvenes sois el futuro».

El broche final lo ha puesto una representación teatral de la parte final de «Casa de muñecas» de Ibsen a cargo de mujeres del Programa de Refuerzo de la Autoestima para mujeres víctimas de violencia de género. Una emocionante representación que ha impactado al público asistente.

Temas

Baza