Juan Andrés Cano afronta su segunda participación en el Campeonato del Mundo X-Terra de Hawai

Juan Andrés Cano afronta su segunda participación en el Campeonato del Mundo X-Terra de Hawai

El triatleta tenía como objetivo mejorar su octavo puesto de hace dos años pero hoy aspira a poder terminar la prueba en un circuito en pésimo estado por las lluvias

JOSÉ UTRERA

El triatleta y bombero de profesión, Juan Andrés Cano Cuevas, disputa esta tarde en la isla de Maui su segunda participación en el Campeonato del Mundo de X-Terra. Antes de viajar a Hawai, la intención de Juaniyo Cano, era mejorar el octavo puesto en su categoría logrado hace dos años. Sin embargo una vez en la isla de Maui y tras entrenar varias veces en el circuito de la prueba, casi se conforma con poder llegar a meta. Las intensas lluvias de los últimos días han dejado el circuito impracticable, de hecho hay tramos en los que la organización ha impedido entrenar. La esperanza es que el circuito mejoré algo para la prueba de hoy a partir de las 20 horas, hora española.

¿Cómo ha llevado la actual temporada?

-Muy bien, a falta de ir al Campeonato del Mundo Xterra ya puedo decir que es mi mejor temporada en triatlón desde que lo práctico. Este año lo más destacable ha sido lograr el campeonato absoluto de la liga granadina de triatlón ( con un 11º puesto en la Triatlón de Guadix, Subcampeón en el Universitario de Granada, campeón en el Costa tropical y campeón en el Sexitano) y dentro de mi categoría un subcampeonato de Andalucía de Triatlón de Media Distancia en Sevilla, además de Campeón de España Xterra logrado en Tarragona, y el subcampeonato de Europa Xterra en Dinamarca, donde logré dos clasificaciones para poder participar otra vez en el campeonato del Mundo que como cada año se disputa en Hawai. También me siendo muy orgulloso de haber conseguido ganar el campeón absoluto en el triatlón del pueblo donde nací hace 36 años, el Triatlón Cela-Tíjola.

-¿Lleva muchas pruebas esta temporada?

-No lo sé, quizás sí, llevo doce pruebas este año y pódium en casi todas, a pesar de un esguince de tobillo que me dejó KO durante 20 días y un ingreso en el Hospital de Baza debido a un virus que me impidió competir precisamente en la triatlón Cross de Baza, aun así estoy seguro de que todo lo que me he pasado este año han dado lugar a que llegue al Campeonato del mundo con un grandísimo nivel de preparación. Una temporada de muchas emociones la verdad. Voy a finalizar la temporada con un total de 14 competiciones, desde el mes de marzo a noviembre.

-¿Cuándo decidió volver a Hawai y más concretamente a la isla de Maui?

-La decisión de volver a Maui la tomé en el Campeonato de España, tras conseguir ser campeón de mi categoría y décimo de la general contando la categoría Pro, y gracias a los ánimos y apoyo recibido de mis patrocinadores (que en realidad son amigos), fue lo que me hizo decidirme. Este año no voy a Hawai a vivir la experiencia y disfrutar, se lo que hay allí, es mi segunda participación y voy a liarla o a morir con las botas puestas. La disfrutaré seguro, porque la he preparado a conciencia, luego el día de la carrera puede pasar de todo, pero he puesto toda la carne en el asador. Aun así me calenté mucho la cabeza antes de confirmar mi asistencia porque son muchas las cuestiones a tener en cuenta.

-¿Quién le ayuda en este proyecto de volver a Hawai dos años después?.

-Como he dicho tengo la inmensa suerte de que la gente que me ayuda en el proyecto son grandes amigos, es mi tercer año en Sapiens Human Runner y ambos hemos crecido mucho estos últimos años, sin ellos no podría plantear la temporada de la forma tan ambiciosa que la planteo, luego están mi entrenador Pedro González Matarín que orquesta todo el entrenamiento anual. Llevo ya diez años con Pedro. También tengo una enorme ayuda de Cesar Martínez, de fisioterapia sinergía, que antes de que montara su famosa clínica ya me había puesto en sus manos. Ambos son bastetanos y máximos culpables de que esté como estoy físicamente. Ciclos Montoya, se encargan de todo lo relacionado con la bici y Grupo Gerial, Chiringuito Picachos, Rotosur e East West, que se han unido al grupo de patrocinadores. Casi todo me ha venido prácticamente sin abrir la boca. Ya dije que si decidía ir de nuevo al campeonato del mundo a Hawai no iba a poner en compromiso a nadie, así que tenía que ser consecuente con mis palabras, decisión que me ha costado los dineros pero que deja mi conciencia muy tranquila. Pero más igual de importante o más es el apoyo de familia, amigos, compañeros de trabajo y mi mujer al frente, siempre a mi lado, sin ella, todo esto hubiese quedado en un sueño y sólo se vive una vez.

-¿Qué es Xterra?

-Es una modalidad de triatlón en la que prima la dureza y circuitos muy técnicos. Se compite bajo las distancias 1,5 km natación, 35 km Mountain Bike y 10 km de trail. Suelen organizarse en entornos naturales únicos y cada Xterra es muy especial y diferente. Todo junto engancha de una manera impensable y luego está el perfil de las personas que forman parte del Mundo Xterra, apasionados del deporte extremo y de la naturaleza en estado puro, una gran familia con muy buen rollo.

-¿Cómo compagina triatlón, trabajo y vida diaria?

-Tengo la inmensa suerte de tener un trabajo que me apasiona y de practicar un deporte que me tiene enganchado, son la conjugación ideal, tanto física como mentalmente son muy exigentes y ambos me ayudan a ser mejor en estas dos pasiones de mi vida. En triatlón y en mi trabajo como bombero, me enfrento a situaciones que ponen a prueba mi fuerza mental y física a partes iguales, muchas veces he puesto muy al límite mi cuerpo y eso me encanta. Luego está el aspecto emocional, ambos me han hecho llorar y emocionarme muchas veces, repito, me siento muy afortunado, pero claro, hago grandes sacrificios, solo mi mujer y yo lo sabemos realmente, son muchas horas y mucho dinero por una afición, y cierto es que cada año me ayudan más, pero también es cierto que cada año me sacrifico más. Soy consciente de mi nivel físico e intento que esos sacrificios estén siempre acordes a ese nivel. Y si se me olvida, tengo muy buenos amigos cerca de mí que rápidamente me ponen los pies en la tierra.

En el año 2015 en su primera participación en la isla de Maui, Juan Andrés Cano entró en meta octavo de su categoría y lo hizo llorando de la emoción.

Fotos

Vídeos