'Viveros Zuaime', en Caniles, referente en innovación y proyección al exterior

'Viveros Zuaime', en Caniles, referente en innovación y proyección al exterior

En sus instalaciones produce plantas de uso agrícola y ornamentales, sobre todo, para Portugal, Francia, Italia, países del Golfo Pérsico y norte de África

JOSÉ UTRERA GARCÍACANILES

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Juan José Martín Arcos, ha visitado en Caniles 'Viveros Zuaime S.L.', empresa creada en 1993 que hacía realidad una idea surgida tras la escuela taller Floranes, y que lleva años destacando en la comarca de Baza como ejemplo de innovación y proyección al exterior.

Se trata de una de las principales empresas andaluzas dedicadas al cultivo de plantas de uso agrícola y ornamentales, con una notable venta en el exterior, y la producción de pistacho y almendra en terrenos ubicados en el municipio de Huéscar, destinada sobre todo al mercado nacional. También fueron pioneros en la producción de planta autóctona mediterránea para su utilización en obras de reforestación y restauración ambiental.

Martín Arcos, que ha estado acompañado por la alcaldesa de Caniles, Isabel Mesas, miembros de la corporación municipal y empresarios locales como Joaquín Moreno, ha subrayado que «la apuesta por la exportación de plantas de uso agrícola y ornamental fue fundamental para que la empresa sorteara los años de la crisis. Ahora ya cuenta con un mercado consolidado en Europa, principalmente en Portugal, Francia e Italia, países del Golfo Pérsico y Norte de África». La facturación en 2017 alcanzó los 4 millones de euros, casi un 10% procedente de ventas en el exterior.

Tras 23 años de trabajo y continuas inversiones, 'Viveros Zuaime' dispone en la actualidad de una superficie superior a las 50 hectáreas, dotadas de modernas instalaciones y una producción próxima a los 4 millones de plantas en tres líneas de producción: planta frutal, con variedades modernas de almendro y variedades de pistacho; árbol y arbustos ornamental, y de plantas autóctonas destinadas a reforestación. Y restauración ambiental. En Huéscar, las 113 hectáreas las ocupan almendros y pistachos, con una producción orientada al mercado nacional.

Según Francisco Molina, uno de los socios de la empresa, «la producción en los viveros de plantas para uso agrícola y de plantas ornamentales ha sido los que nos ha dado impulso en el exterior. Abarcamos todas las fases del proceso productivo y estamos especializados en los aspectos más relevantes de su cultivo, lo que es un aval para que muchas personas se desplacen hasta Caniles para asesorarse y conocer nuestros procesos de producción», afirma.

Instalaciones

Según él, las características del clima, típico mediterráneo continental, con fuertes contrastes de temperatura, «nos permite cultivar una planta muy robusta y de excelente calidad, capaz de adaptarse fácilmente a cualquier clima. Contamos con unas instalaciones dotadas de infraestructuras y mecanización adecuadas para una óptima organización del trabajo».

En sus semilleros de planta en bandeja forestal se encuentra una extensa producción de especies vegetales autóctonas de flora y otras especies alóctonas adaptadas al clima mediterráneo, adecuadas para su utilización en obras de reforestación, restauración ambiental y jardinería.

A partir de 2006, la sociedad comenzó a considerar el pistacho como una posible alternativa al almendro y otros cultivos de secano, y siete años después acomete su producción. Para ello, contaron con el asesoramiento y la orientación del Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) de Baza en torno a posibles líneas de negocio y estudios de mercado sobre las posibilidades del pistacho un cultivo del que ya existen ejemplos de producción en zonas de Castillejar y Huéscar.

Temas

Caniles

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos