Sánchez Haro destaca el papel de mujeres y jóvenes en el desarrollo rural y en la fijación de la población al territorio

Sánchez Haro destaca el papel de mujeres y jóvenes en el desarrollo rural y en la fijación de la población al territorio

El consejero mantiene una reunión con agricultores y ganaderos en Los Laneros, donde ha resaltado la producción ecológica de las comarcas de Baza y Huéscar

JOSÉ UTRERACORTES DE BAZA

No es usual que un consejero de la Junta de Andalucía, visite un anejo de una pequeña localidad, tal y como ha ocurrido con el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, que se ha desplazado expresamente hasta la pedanía de Los Laneros, en Cortes de Baza.

El consejero, asistió a un debate celebrado en la Ermita de la Cruz, que fue cedida para la ocasión por el párroco de Cortes de Baza, Salvador Cifuentes. Durante más de tres horas agentes sociales, agricultores, ganaderos, representantes públicos, comunidades de regantes, empresarios, de las comarcas de Baza y Huéscar trataron sobre diversas cuestiones y la situación actual y los retos de ambas comarcas, afectadas por el despoblamiento. Entre los asuntos tratados estuvo la conservación Río Castril, la sostenibilidad, la viabilidad de las explotaciones, la educación, el paisaje, la transformación de productos, la vertebración social, la dificultad del relevo generacional.

La organización del evento corrió a cargo del Ayuntamiento de Cortes de Baza, la parroquia, los vecinos de los Laneros y de la Fundación Savia, que se muestra muy satisfecha por el resultado y por haber contribuido a su realización. «Se ha comprobado la necesidad, lo beneficioso y constructivo del diálogo, de la importancia de saber escuchar, del acercamiento entre la administración pública y la sociedad».

El titular andaluz de Agricultura definió la cuestión demográfica como «un reto importante para este territorio de las comarcas de Baza y Huéscar y para el Gobierno de Andalucía», aunque resaltando que la cuestión se puede «convertir en una oportunidad». En este sentido, destacó que, «para este Gobierno, los entornos rurales son entornos de vida, deseables y atractivos, donde entendemos que las personas deben querer vivir».

Con esta perspectiva, «a lo largo de la trayectoria de nuestra autonomía hemos conseguido que las limitaciones del medio rural andaluz no sean la escasez de servicios y equipamientos, porque de forma coherente y sostenible en el tiempo se han venido implementando en estos 30 años». Esto se traduce en servicios sanitarios, educativos y sociales que ayudan a fijar la población al territorio, al no verse en la obligación de irse a otras zonas para disfrutar de los mismos.

Por ello, ahora es tan importante la presencia de mujeres y jóvenes en el entorno rural, para así garantizar su futuro. Con respecto a las primeras, se están poniendo medidas para que «alcancen la representación que les corresponde, por constituir la mitad de la población», con iniciativas por parte de la Consejería de Agricultura como el I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía, que incluye cuestiones como criterios de valoración preferentes en las solicitudes de ayudas y «la demanda permanente por avanzar en la mayor representación de las mujeres en los órganos de decisión de las empresas y entidades representativas» del sector.

Por lo que respecta a los jóvenes, Sánchez Haro recuerda la apuesta para que los jóvenes puedan crear sus propias empresas en el sector agroalimentario. En las comarcas de Baza y Huéscar son 120 los que tienen aprobadas ayudas por 6,6 millones de euros, «siendo la segunda zona Leader de Andalucía en número de jóvenes y ayudas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos