La restauración forestal de la Sierra de Baza conllevará talas del 85% en algunas zonas

Uno de los técnicos, en plena tarea de la poda en la Sierra de Baza. / José Utrera García

La actuación para sanear el terreno se desarrollará durante 18 meses y generará 10.000 peonadas

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

La Junta de Andalucía inicia año y medio después los primeros trabajos de restauración forestal en los terrenos de la Sierra de Baza afectados por el decaimiento de los pinares de repoblación con una duración de 18 meses y una inversión de 3 millones de euros que conllevarán alrededor de 10.000 peonadas. El proyecto prevé no eliminar todos los pies de las masas afectadas, rechazando tala a matarrasa, sino que se llevara a cabo una corta selectiva que iría desde el 85 % en las zonas muy afectadas, al 50 % en las zonas menos afectadas.

La Consejería de Medio Ambiente «ha estado desde el primer momento preocupada y ocupada por el problema de la cochinilla del pino y una vez finalizada la redacción del proyecto y realizada su presentación ante la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Baza, hoy dan inicio los trabajos en un rodal próximo a la carretera GR-8101 Caniles-Abla», según informó la delegada de Medio Ambiente, Inmaculada Oria.

Entre las actuaciones que ya han dado comienzo, en un espacio de unas dos mil hectáreas, figura la delimitación de un perímetro de seguridad y saneamiento de la zona mediante la corta del arbolado muerto y se acometerán acciones para la defensa y mejora del suelo, mediante el apeo de arbolado dañado y su incorporación al suelo mediante triturado de residuos, así como la quema controlada, construcción de fajinas y albarradas con los pies apeados.

Está previsto el establecimiento de parcelas experimentales de restauración, que servirán como indicadores para conocer la vegetación más adaptada, que será la que deberá ocupar este nuevo espacio del Parque Natural Sierra de Baza en el futuro. «Se trata de proyecto con una orientación final de aumentar la capacidad de adaptación de los pinares en riesgo de decaimiento y mejorar la respuesta restauradora de la formaciones afectadas ante el desequilibrio que nos enfrentamos”, según Oria.

Las obras, encomendadas a Tragsa mediante Encomienda de Gestión de fecha 4 de julio de 2017 por un importe de 2.984.702,27 euros y un plazo de ejecución de 18 meses, están co-financiadas con fondos Feader. La contratación de la mano de obra necesaria para la realización de estos trabajos se realizará a través de una oferta gestionada a través del Servicio Andaluz de Empleo de la Junta de Andalucía.

Desde mayo de 2016

Millones de árboles de repoblación han muerto y continúan muriéndose desde el mes de mayo del 2016 que fue cuando se descubrió el problema. Ese mismo año en el mes de junio ya habían muerto 50.000 árboles, en septiembre del 2016 ya eran 100.000 y ahora son millones. Según la Asociación Proyecto Sierra de Baza, son 80 kilómetros cuadrados el 15% de la extensión del Parque Natural de la Sierra de Baza.

La sequía junto a la procesionaria los ha ido debilitando, y desde hace más de un año la cochinilla del pino resinero está acabando con los árboles, matándolos en pocos días. Es un desastre ecológico y forestal sin precedentes en los montes ibéricos.

Fotos

Vídeos