El delegado del Gobierno en Andalucía visita Puebla de Don Fadrique

El delegado del Gobierno en Andalucía visita Puebla de Don Fadrique
  • El MAPAMA ha invertido más de 193.000 euros en la mejora de la impermeabilización de la balsa Nueva y la Acequia de los Partidores

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, visitó ayer Puebla de Don Fadrique para conocer las nuevas instalaciones de riego de la Balsa Nueva y la Acequia de Los Partidores, aunque le fuerte aguacero impidió la visita a pie de campo. Sanz reafirmó el “compromiso” y la “implicación” del Gobierno en “la modernización de las infraestructuras de riego” en Andalucía.

En este proyecto la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), se ha invertido más de 193.000 euros para mejorar las infraestructuras de riego de la Comunidad de Regantes El Llano-Balsa Nueva, “con el fin de mejorar el desarrollo de la agricultura en el municipio de La Puebla de Don Fadrique”, como ha destacado el delegado.

Según explñicó el delegado, la ejecución de la actuación beneficia a 120 comuneros de esta comunidad de regantes y más de 70 hectáreas de superficie de cultivo, principalmente de hortalizas, que hasta no se regaban.

El delegado del Gobierno también precisó que, con esta obra, largamente demandada por los agricultores y el Ayuntamiento de La Puebla de Don Fadrique, el Gobierno “ha dado una respuesta sostenible” a la escasez de agua y a los intereses de los vecinos.

A este respecto indicó que con esta actuación el organismo de cuenca cumple a nivel europeo con la Directiva Marco del Agua, que establece el concepto de la planificación hidrológica, instrumento “fundamental” para la gestión sostenible del agua, con el objetivo de aumentar la disponibilidad de este recurso, proteger su calidad adecuándola a los usos, economizar su empleo y racionalizar su usos en armonía con el medio ambiente.

Las obras han consistido en la ejecución de dos actuaciones diferenciadas: la impermeabilización de la balsa de riego, “en estado de abandono” y la canalización de la acequia.

Para los trabajos de impermeabilización de la balsa de riego se requirió el acondicionamiento de una balsa para un volumen superior a los 4.000 metros cúbicos. El acondicionamiento consistió en el desbroce y la retirada de material depositado en el fondo de la balsa hasta 1,0 m de profundidad, así como la aportación de material seleccionado para conformar los taludes interiores. Los trabajos se completaron con la compactación y rasanteo, para evitar posibles ‘punzonamientos’ en la lámina impermeable colocada.

Además, se impermeabilizó el fondo y los laterales de la balsa; las compuertas y arquetas se repararon y se construyó una valla de protección perimetral para garantizar la seguridad.

Por otra parte, para conseguir suministrar el agua en las parcelas de regadío la obra se completó con la reconstrucción de 1.162 m de acequia mediante canalización a cielo abierto, de dimensiones interiores 40x40 cm.

En el transcurso de la visita, Sanz ha anunciado que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tiene previsto invertir este año un total de 21,25 millones de euros en la provincia de Granada, en distintas actuaciones dirigidas a la modernización de infraestructuras de riego y mantenimiento y conservación de cauces, mientras que en Andalucía se invertirán 85,5 millones de euros.

En las inversiones que anunció ayer Antonio Sanz no figura ni un solo euro para las infraestructuras hidráulicas pendientes de realizar por Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en las comarcas de Baza y de Huéscar que llevan décadas esperando y que posibilitarían el riego en superficie con agua del Negratín de más de 23 hectáreas.