Puebla de Don Fadrique solicita a la Junta la revisión de las ayudas de agricultura ecológica en cereal y almendro

Puebla de Don Fadrique solicita a la Junta la revisión de las ayudas de agricultura ecológica en cereal y almendro
  • El alcalde poblato, Mariano García considera que el recorte de ayudas afecta muy negativamente a las comarcas de Baza y Huéscar cada vez más despobladas

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural publicó el 21 de octubre la resolución dónde se definen los criterios para la aplicación de ayudas en régimen de ecológico para cultivos como el almendro y el cereal. Mediante esta publicación, quedan excluidos de las ayudas a la agricultura ecológica casi la totalidad de los productores (aproximadamente el 90%), de una de las comarcas más deprimidas de Andalucía como Las de Baza y Huéscar, de hecho así lo establece el listado provisional de inadmitidos y suplentes de dichas ayudas, siendo casi la totalidad de agricultores ecológicos de almendro y cereal, lo que ha provocado la indignación de un sector tan importante para la economía del municipio poblato. En la Orden de 8 de abril de 2016 se establece un sistema de baremación de puntos en función de unos criterios que perjudican seriamente a los agricultores de Puebla de Don Fadrique, puesto que, prácticamente ninguna de las parcelas de cereal se encuentra dentro de la Red Natura 2000 ni se encuentran en zonas vulnerables a la contaminación por nitratos y tampoco es zona Ramsar, y por supuesto, las pendientes en zonas de cultivo de cereal son nulas o mínimas, ya que el terreno fértil en el municipio es llano y es conocido como “el Campo de la Puebla”.

El alcalde de Puebla, Mariano García, reclama que “en lugar de recortar ayudas para el campo lo que hay que hacer es poner en marcha incentivos que asienten la población al territorio y generen proyectos laborales y de futuro para nuestros jóvenes”.

Mariano García, espera a rectificación de la Junta a través de la admisión de la mayor parte de los recursos interpuestos por los agricultores contra las resoluciones que les impiden el acceso a estas ayudas y que serían un lastre para el desarrollo económico del municipio, pero también del resto de los pueblos de las comarcas de Baza y Huéscar.

La medida ha caído como un “jarro de agua fría” al sector agrícola, ya que los cultivos herbáceos de secano representan el mayor porcentaje del total de tierras de cultivo existentes en la ambas comarcas, además esta superficie se está viendo reducida año tras año a causa de los bajos precios del cereal, viéndose los agricultores obligados a abandonar este cultivo tradicional y optando por nuevas plantaciones de cultivos leñosos permanentes como es el caso del almendro.