La Guardia Civil localiza a una anciana con alzhéimer que había desaparecido en Fuente Vera-Castril

Agente de Protección Civil.
Agente de Protección Civil. / IDEAL
  • La anciana fue encontrada a unos 8 kilómetros de su localidad en una finca de almendros de muy difícil acceso

Sobre las 18:30 horas de este jueves fue localizada una anciana de 79 años de edad que sufre alzhéimer, que había desaparecido esa mañana sobre las 10:30 horas del anejo de fuente Vera-Castril.

La anciana fue localizada en las inmediaciones del Cortijo de Los Laneros, entre Fuente Vera y Cortes de Baza, a unos ocho kilómetros de donde desapareció. Más concretamente, en una zona muy escarpada y de muy difícil acceso. Los guardias civiles que participaron en el dispositivo de búsqueda no entienden cómo una mujer de su edad y con los problemas físicos que arrastra pudo acabar allí.

La alarma saltó sobre las 12:30 horas, cuando la hija de la desaparecida llamó a la Guardia Civil porque su madre no había regresado de su paseo matutino y temía, como así ocurrió, que a consecuencia de su enfermedad se hubiera despistado y comenzado a andar sin rumbo; y no sólo sufría de alzhéimer, también era diabética y debía medicarse con anticoagulantes.

La Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda en el que participaron patrullas de Seguridad Ciudadana de los puestos de Castril, Huéscar, Puebla de Don Fadrique, Benamaurel y hasta de Albolote; una patrulla del Seprona de Huéscar y un guía con su perro de la Comandancia de Granada. También participaron un policía local de Castril, cuyo trabajo fue fundamental para localizar a la anciana, y tres componentes de Protección Civil de la localidad de Huéscar con un segundo perro.

Tras descartar que la desaparecida se encontrara en la localidad y sus alrededores, el dispositivo se fue ampliando hasta llegar a un cerro muy escarpado cerca del cortijo de Los Laneros, a unos ocho kilómetros de distancia. La anciana fue localizada finalmente allí, entre pinos y almendros, porque había sufrido una caída, aunque no resultó herida, y se había refugiado a esperar debajo de uno de los árboles.

La mujer aparentemente sólo sufría deshidratación. No obstante, fue evacuada hasta el hospital de Baza para valorar su estado con más detalle.