El Juzgado de Húescar vuelve a archivar la denuncia contra el ex alcalde socialista de Castril por el asunto de las facturas

Es la segunda vez que el juzgado archiva esta misma denuncia del actual alcalde contra José Juan López Rodenas

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

La Juez de Juzgado Único de Instrucción de Huéscar considera que las diligencias practicadas durante cinco años han sido más que suficientes para llegar a la convicción de que los hechos denunciados en su día contra el ex alcalde Jose Juan Lopez Rodenas ( PSOE) no revisten carácter de infracción penal.

La causa nuevamente archivada se inició en virtud de denuncia formulada por Miguel Pérez Jiménez, como alcalde del Ayuntamiento de Castril, por la presunta comisión de delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad documental, denuncia en la que figuraba inicialmente como presunto responsable José Juan López Rodenas, acordándose la incoación de diligencias previas por auto de fecha 1 de Junio de 2012 y su tramitación de conformidad con los artículos 774 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La denuncia partió a raíz de una factura en la que un empresario agrupo todas las horas que varias máquinas y durante varios días habían trabajado para el ayuntamiento hasta un total de 40 horas. Tanto el ex alcalde como el empresario, aclararon que no se trataban de 40 horas trabajadas en un solo día y por una sola máquina, porque era imposible y estaba claro que había un error al especificar las horas trabajadas por cada máquina. Como el empresario cobraba por horas, las sumo y las puso en una sola factura.

Ahora la Juez considera que la instrucción practicada a lo largo de cinco años ha aportado datos más que suficientes para poder justificar una decisión procesal sobre el destino de la presente causa por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad documental, decisión que no puede ser otra que el sobreseimiento y archivo acordado por el Auto de fecha 30 de junio de 2017. “En virtud de lo anteriormente expuesto, de la propia descripción de los hechos narrados en la denuncia y de las diferentes y numerosas diligencias practicadas no se aprecian indicios racionales de criminalidad.” Indica el auto de archivo.

Asimismo, tras las prueba practicadas no se aprecian indicios de arbitrariedad en el dictado de resoluciones ni (como indica el Ministerio Fiscal) una “ilegalidad evidente, patente, flagrante y clamorosa”, “ni una conducta por parte del ex Alcalde de Castril deliberada y consciente de resolver al margen del ordenamiento jurídico que conculque la normativa penal vigente. No puede por tanto imputarse al mismo la comisión de un delito de prevaricación.

Tampoco considera la Juez que pueda imputarse la comisión de un delito de malversación de caudales públicos del artículo 432 y siguientes del CP, por cuanto no existen indicios de que se hayan destinado a usos ajenos a la función pública los caudales o efectos puestos a disposición del ex Alcalde de Castril, ya que las obras y proyectos previstos se realizaron.

La decisión del juzgado, puede ser recurrida por el actual alcalde a la Audiencia Judicial.

José Juan López Rodenas, manifiesta que espera que después del varapalo que el juzgado de Huéscar le da en este asunto, “ no tenga la poca vergüenza de seguir malgastando dinero del Ayuntamiento en lo que es una clara persecución personal y política contra su persona”.

Fotos

Vídeos