El implicado en el accidente de Cúllar con dos muertos cuadruplicó la tasa de alcohol

Un camión de bomberos de Baza cerca del vehículo donde viajaban los dos fallecidos./IDEAL
Un camión de bomberos de Baza cerca del vehículo donde viajaban los dos fallecidos. / IDEAL

Se presentó en el cuartel de la Guardia Civil para reconocer que él era el conductor del coche y no su tío, quien pasó en prisión tres días

J. UTRERA / J. R. VILLALBAGRANADA

El varón de 42 años autoinculpado como el conductor del turismo BMW que provocó el accidente en la A-92N con el resultado de dos personas fallecidas el pasado 11 de septiembre cuadruplicaba la tasa de alcoholemia permitida en sangre la noche del siniestro, según ha podido saber este periódico de fuentes del caso.

Concretamente dio 2,14 g/l en sangre con un margen de error de +/-0,11 tras las pruebas efectuadas en el Instituto de Toxicología de Sevilla. Lo permitido es 0,5 g/l, lo cual supone que multiplicó por cuatro la tasa permitida.

Este varón estuvo en el hospital de Baza esa misma noche para curarse de unas heridas, se autoinculpó cuando supo que a su tío lo ingresaban en prisión acusado de dos homicidios imprudentes y una alcoholemia. Durante las pruebas le extrajeron sangre para efectuar una analítica, sangre que ahora han utilizado para saber si este individuo iba o no bebido. Su tío triplicó la tasa de alcoholemia cuando fue sometido a la prueba pertinente, dos horas después del siniestro, arrojando un resultado de 0,79 g/l cuando la ley permite un máximo de 0,25 cuando la prueba no es de sangre sino en aire espirado. Los ocupantes de este coche procedían de la feria de Baza y habían bebido.

La Guardia Civil sigue la investigación para saber quién conducía el vehículo que provocó el siniestro

La Guardia Civil sigue investigando para saber quién ocupaba el asiento del conductor en el BMW, si el sobrino o el tío, porque cada vez es más patente que el turismo iba ocupado por dos personas. Los agentes han enviado a analizar las pruebas de ADN del airbag del asiento del conductor y las pruebas aún no están disponibles.

El hombre de 66 años, inculpado en un primer momento por estos hechos, dijo a IDEAL hace tres semanas que él no conducía el coche que provocó el accidente mortal. Su sobrino se personó en cuartel de la Guardia Civil de Baza el martes 12 de septiembre, 16 horas después del siniestro, para confesar que fue él quien conducía el coche BMW que colisionó con el turismo donde viajaban los dos fallecidos. Su confesión permitió a su tío salir de prisión tras pasar tres noches encerrado en la cárcel.

Hay un testigo que ha reconocido de manera inequívoca, mediante una foto mostrada por la Guardia Civil, que el conductor del BMW que causó el accidente con dos fallecidos era el sobrino de la persona que viajaba de ocupante. En un principio se creía que este último, el tío del último inculpado, era el conductor del vehículo causante del accidente y que fue ingresado en la cárcel de Albolote, donde permaneció tres noches.

El testigo también refiere que otra persona estuvo en el lugar del accidente por si fuere necesario recabar su testimonio.

La Guardia Civil ha tratado de reconstruir los pasos seguidos por los dos ocupantes del coche que provocó el accidente. Ambos, tío y sobrino, manifestaron que tras pasar varias horas en la feria de Baza, en principio tomando pinchos morunos y varias cervezas con alcohol y después sin alcohol, abandonaron Baza para dirigirse a Orce, haciendo una última parada en la gasolinera BP que hay en la carretera de Benamaurel junto al acceso a la A-92.

Un empleado del establecimiento manifestó que el estado de embriaguez del acompañante era tal que el propio trabajador tuvo que ayudarlo junto a su sobrino y conductor a llegar hasta el coche para emprender el fatídico viaje. Y también dijo que el más joven despedía un fuerte olor a alcohol.

Fotos

Vídeos