El exalcalde de Castril defiende su actuación y recuerda que la Fiscalía pide el archivo de la causa

La acusación particular plantea, en su opinión, argumentos como si fueran hechos probados, solapando los datos que aporta el Ministerio Público para solicitar el sobreseimiento

EFEGRANADA

El exalcalde de Castril Juan José López Ródenas ha defendido su actuación en relación a la compra de un inmueble anexo al Ayuntamiento de esta localidad granadina y ha recordado que la Fiscalía ya ha pedido el archivo de la causa por la que se acabar de ordenar la apertura de juicio oral.

Sus declaraciones se producen a raíz de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Huéscar haya acordado la apertura de juicio oral contra él y otras dos personas, José Ramón M.M. y María A.G., por supuestos delitos de prevaricación y malversación pública.

López Ródenas ha recordado que la Fiscalía pide el sobreseimiento y archivo de la causa "de una forma muy razonada y motivada", lo que a su juicio "increíblemente" no atiene el juzgado, que lo obvia y acuerda la apertura de juicio con base en la acusación particular.

Esa acusación particular plantea, en su opinión, argumentos como si fueran hechos probados, solapando los datos que aporta el Ministerio Público para solicitar el sobreseimiento, señala el exalcalde en un comunicado.

En el escrito de la Fiscalía, se señala que, visto el resultado de la instrucción practicada, los hechos denunciados no revisten caracteres de infracción penal.

Indica además que tampoco se infiere indicio alguno de arbitrariedad en la adopción de las resoluciones por parte de los investigados ni de resolver al margen del ordenamiento jurídico.

La acusación particular del Consistorio de Castril presentó escrito de acusación contra López Ródenas, José Ramón M.M. y María A.G. y pidió que se le impusiera al primero de ellos la pena de seis años de prisión e inhabilitación para cargo o empleo público por diez años por delitos de prevaricación y malversación de caudales.

Al segundo de los acusados, lo considera autor de prevaricación y malversación de caudales públicos, mientras que señala a la tercera como autora de esos mismos delitos, así como el de falsedad en dictamen pericial, por los que le pide las mismas penas.

Según esa acusación, López Ródenas, en su condición de alcalde de la localidad de Castril a la fecha de los hechos, habría eludido presuntamente el procedimiento legalmente establecido para la adquisición de un inmueble, previo informe elaborado por el secretario y tasación de la arquitecta municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos