Regantes de Baza y Caniles solicitan agua del Negratín para regar 3.500 hectáreas

Regantes de Baza y Caniles solicitan agua del Negratín para regar 3.500 hectáreas

La concesión solicitada se ajusta al Plan Hidrológico y puede suponer un gran revulsivo económico, ecológico y de sostenibilidad

JOSÉ UTRERA

La Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes `Siete Fuentes Negratín´ decidió, la semana pasada, realizar la petición de aguas a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para el riego de 3.536 hectáreas de hortícolas y leñosos en los municipios de Baza y Caniles. A la reunión, presidida por José Antonio Azor, asistieron como invitados el alcalde de Baza, Pedro Fernández y el concejal de Agricultura y Alcalde de Aguas, José Luis Castillo.

Tras la constitución de la nueva comunidad de regantes, y una vez configurado el censo de usuarios, el siguiente paso es realizar la petición de aguas al organismo de cuenca. El volumen de agua que pretenden solicitar los agricultores será de 10,35 hm3 procedentes del pantano del Negratín. La comunidad riega con las aguas para riego de las Siete Fuentes y el resto de los nacimientos y fuentes históricas de la comunidad. Si bien el aporte de agua de estas es muy bajo. Aunque se pretende la recuperación de las mismas y recuperar las red de acequias un patrimonio que en la actualidad se encuentra muy degradado.

El recurso hídrico más importante será el procedente de la reserva de 8,76 hm3 del pantano del Negratín, que ya contempla el Plan Hidrológico, pues los recursos hídricos de los que dispone la comunidad en sus fuentes son insuficientes para llevar a cabo la modernización del regadío, pues merman año tras año sin garantizar la sostenibilidad futura. Entre otras cuestiones porque gran parte del agua se dedica al abastecimiento de la población.

Requisito imprescindible

Para la Comunidad de Regantes `Siete Fuentes Negratín´ obtener la concesión de aguas es requisito indispensable para poder optar a las ayudas del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía y lograr la financiación de las obras de transformación en riego localizado, que finalizarán en el año 2020. Por ello, los regantes esperan que el organismo de cuenca sea sensible ante esta situación y agilice los trámites para poder solicitar las subvenciones.

Para el alcalde de Baza, la labor y los proyectos de la comunidad «son de gran interés para Baza y su comarca, por su enorme potencial para crear empleo estable y sostenible, y generar riqueza vinculada a los sectores agrícola y ganadero», por lo que agradece a la Junta de Gobierno de la comunidad de regantes el trabajo que estaban realizando para la modernización de los regadíos. El alcalde bastetano, expresó su total apoyo a la Comunidad de Regantes Siete Fuentes Negratín por parte del Ayuntamiento.

El presidente de la Comunidad, José Antonio Azor, manifiesta que «la petición de aguas y la superficie regable están en consonancia con las previsiones de la CHG y del Plan Hidrológico, por lo que no debe de haber impedimento alguno para conseguir la concesión de aguas solicitadas».

Por su parte, el técnico de la comunidad, Pedro Castillo, explica que «tras realizar la petición, el siguiente paso será presentar el proyecto en competencia, donde se definirán las obras principales y la ubicación de las balsas de almacenamiento».

La gran envergadura del regadío que los agricultores pretenden modernizar ha abierto unas expectativas de futuro en la zona nunca vistas hasta la fecha, ya que puede suponer la sostenibilidad futura del municipio como motor de empleo y desarrollo.

Temas

Baza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos