Reabrir la línea férrea que uniría Guadix, Baza y Lorca tendría un coste de 872,7 millones

Tren en el año 1966 entrando a Baza./
Tren en el año 1966 entrando a Baza.

«Se considera cuestionable la viabilidad económica de la conexión entre Guadix y Almendricos», dice el informe encargado por el Ministerio de Fomento

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

Se trata de una de las reivindicaciones históricas por parte de municipios como Guadix y Baza: la reapertura del corredor ferroviario entre Lorca y Granada (150,6 kilómetros), que pasaría por ambos municipios. Las conclusiones del estudio de viabilidad realizado por Ineco para el Ministerio de Fomento aportan cifras reveladoras. Así, la ejecución de la denominada ‘alternativa base’ –hay otras dos posibles variantes– supondría una inversión de 872,7 millones de euros.

Según el informe de Ineco, en caso de llevarse a cabo la rehabilitación de la vía –viable desde el punto de vista técnico y medioambiental–, las distancias se recortarían respecto a los itinerarios actuales, «proporcionando una reducción de costes y tiempo de transporte». Se estima una demanda para 2024 de tres o cuatro trenes para viajeros en cada sentido al día y tres semanales de mercancías. Esto se considera una ocupación ‘baja’, que podría ser aún inferior por la problemática de los diversos anchos de vía. Por ello habría que realizar, según el documento, inversiones adicionales para dar continuidad a la red. «Por ello –señalan– se considera cuestionable la viabilidad económica de la conexión entre Almendricos y Guadix».

La ‘alternativa base’ tiene prestaciones variables entre las de Alta Velocidad y las de velocidad convencional, con máximas que oscilan entre los 220 kilómetros hora y 120-160 kilómetros hora, dependiendo del tramo. El tiempo de recorrido sería de una hora y tres minutos a una media de 144,3 kilómetros por hora. Se prevén estaciones coincidentes con las principales poblaciones identificadas.

Presentación del estudio

El informe realizado por Ineco para el Ministerio de Fomento recoge que la reapertura del Ferrocarril por Baza es viable técnicamente pero, tal y como se ha apuntado unas líneas más arriba, ofrece serias dudas sobre su rentabilidad económica. Recordar que fue precisamente su nula rentabilidad económica lo que llevo al entonces superministro de un Gobierno del PSOE, Miguel Boyer, a decretar el cierre de la línea hace 32 años. Esta tarde Ciudadanos por el Tren va a ofrecer una valoración del estudio de viabilidad, pero no va a ser el único. Se realizaran más en fechas próximas.

En lo que se refiere al impacto medioambiental, se determina que ninguno de los espacios de especial protección por el que debería de transcurrir la vía del tren se ven afectados, salvo una pequeña afección entre los puntos kilométricos 19,700 al 20,700.

Las vías verdes sí que se verían afectadas y se propone su reposición. El trazado es viable desde el punto de vista medioambiental. La alternativa base también es la más aconsejable por la menor longitud de túneles y viaductos que habría que construir por tener un mejor aprovechamiento del actual corredor, que está en gran medida desmantelado y hasta ocupado pues ha sido paulatinamente anexionado por muchos de los propietarios por donde pasa.

Según el estudio encargado por el Ministerio de Fomento, hay que valorar la existencia de un escenario de infraestructuras desfavorable a la conexión ferroviaria planteada, debido a que el tramo entre Almendricos y Guadix supone la duplicación con la línea planificada entre Granada-Almería-Murcia, y además no está incluido en los corredores TEN-Tec de la Comisión Europea, por lo que no podrá obtener financiación de esta fuente a diferencia de la línea por la costa que sí lo está.

Otro inconveniente es la problemática de los anchos de vía. Un factor crítico fundamental para los tráficos de mercancías. El mismo problema de los anchos de vía también condiciona la viabilidad del proyecto, por lo que es necesario actuar en el tramo entre Guadix y Granada.

Fotos

Vídeos