Promueven la excavación en un yacimiento de Baza con cuatro millones de años de antigüedad

Vista de los trabajos en el yacimiento bastetano./José Utrera García
Vista de los trabajos en el yacimiento bastetano. / José Utrera García

Este verano se han publicado dos artículos científicos de impacto internacional sobre restos de mamíferos hallados en el lugar

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

El yacimiento pliocénico de Baza 1, en la provincia de Granada, acoge desde esta semana una nueva intervención que se alargará hasta el 1 de octubre, en un área ubicada en la cuesta del Francés-Barranco de Seguidillas, que posee una antigüedad de entre cuatro y 4,5 millones de años.

El equipo de trabajo está compuesto por el director arqueológico, Javier Luengo, y un equipo de paleontólogos liderado por Sergio Ros-Montoya, bastetano y profesor en la Universidad de Málaga, y Bienvenido Martínez-Navarro, Profesor de Investigación ICREA adscrito al Instituto de Paleoecología Humana (IPHES) y a la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Además, participan diversos investigadores y jóvenes estudiantes, una de ellas de la propia ciudad de Baza, adscritos a las universidades citadas y también a las de Granada y Sevilla, procedentes de diversos lugares de Andalucía, Cataluña y otros lugares de España, Argentina y Eritrea.

Según explica Bienvenido Martínez, el yacimiento de Baza 1 rellena un importante vacío del registro fósil continental en Europa para el intervalo del Plioceno inferior, llamado Rusciniense, que discurre entre 5,3 y 3,4 millones de años, un momento que representa un óptimo climático. En ese momento, Andalucía y el Mediterráneo en general disfrutaban un clima prácticamente tropical. Esta carencia contrasta con la abundancia de datos conocidos para el periodo previo (Mioceno superior, entre 11,2–5,3 millones de años) y para el Plioceno superior y Pleistoceno, desde hace 3,4 millones de años, hasta prácticamente la actualidad.

«Son escasos los registros del Plioceno inferior continental en Europa. Básicamente, se encuentran en la parte meridional del continente, en la península Balcánica, en Francia y en algunos puntos de la Península Ibérica. Por ello, el hallazgo de este yacimiento supone un punto de inflexión en el conocimiento de este periodo en la Cuenca de Baza y en Europa en general», destaca Martínez.

Durante la presentación de las excavaciones, se puso de manifiesto el trabajo realizado en los últimos años por el equipo científico, que ha trabajado con ahínco para conseguir la edición de dos artículos científicos en revistas indexadas con impacto internacional.

Academia de París

Ambos trabajos han sido publicados este verano, uno sobre la fauna de grandes mamíferos del yacimiento en la revista de la Academia de Ciencias de París, Comptes Rendus Paleovol, donde se presenta el yacimiento y se explican especialmente los registros de las dos especies de mastodontes presentes, pero también del resto de la fauna (rinocerontes, bóvidos, cérvidos, pequeños caballos de tres dedos llamados hipariones, etc.).

El otro artículo versa sobre los pequeños mamíferos, especialmente los roedores, publicado en la revista de la Sociedad Americana de Paleontología de Vertebrados, Journal of Vertebrate Paleontology, donde se habla de la cronología del yacimiento y de la presencia de ratones de origen africano.

Temas

Baza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos