El Bosque de Secuoyas del Parque Natural de la Sierra de Baza, en peligro de muerte

El Bosque de Secuoyas del Parque Natural de la Sierra de Baza, en peligro de muerte
  • Cuenta con 30 ejemplares de los que ya se han secado una parte

La mortandad de árboles en el Parque Natural de la Sierra de Baza no solo afecta a pinos de repoblación, también a otras especies que incluyen a las secuoyas (Sequoiadendron giganteum). El Bosque de Secuoyas del paraje de Arredondo puede desaparecer en los próximos meses, tras haber muerto algunos de sus ejemplares en las últimas fechas y estar en situación de manifiesto decaimiento forestal el resto. Solo una rápida intervención puede evitar la muerte del bosque un pequeño bosque compuesto por 30 secuoyas gigantes plantado en la década de los años sesenta del pasado siglo, por técnicos del Patrimonio Forestal, formando un precioso y atractivo bosquete, muy bonito y bien conservado, hasta ahora.

Si no se actúa con rapidez este pequeño bosque puede desaparecer en los próximos meses, incluso antes del verano.

En mayo del año pasado el bosque de secuoyas fue uno de los objetivos del Safari Fotografico Parque Natural de la Sierra de Baza, todos los participantes quedaron impresionados por el magnífico aspecto que presentaba el bosque de secuoyas.

Sin embargo el pasado mes de febrero miembros de la Asociación Proyecto Sierra de Baza localizaron en el paraje de los Frailes, zona cero de las plagas que afectan al Parque Natural y que han matado miles de pinos, observaron que una secuoya que había en la zona estaba completamente seca. «A la vista de esta situación y temiéndonos que también pudieran estar muriendo las Secuoyas de Arredondo, se organizó una visita a esta zona el pasado 17 de febrero, pudiendo confirmar desde la propia pista forestal que de la carretera de Caniles a Escúllar conduce al Pinarillo, como estas secuoyas habían cambiado su color verde perenne y habían adquirido un preocupante tono dorado». Refieren los miembros de Proyecto Sierra de Baza. «La visita a pie de campo a la zona nos confirmó nuestras peores previsiones y pudimos constatar cómo habían muerto muchas de las secuoyas y el resto estaban en manifiesta situación de decaimiento forestal, temiéndose seriamente por su supervivencia a corto plazo, de modo que se teme que antes del próximo verano pueda terminar de desaparecer el Bosque de Secuoyas de Arredondo, sin duda van a suponer una grave e irreparable pérdida».

La Asociación Proyecto Sierra de Baza, dice sentirse profundamente triste por el estado del bosque, pero más aún que no se haya hecho nada para evitar la muerte de las Secuoyas de Arredondo pese a que el pasado mes de septiembre ya se avisó de lo que podía suceder con las secuoyas pues ya se apreciaba que habían entrado en un acentuado proceso de defoliación confirmado en los últimos meses.

En aquella ocasión a la visita asistieron responsables del parque natural, técnicos de la delegación y la propia delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria.

Para la Asociación Proyecto Sierra de Baza, ahora sólo queda conocer cuál ha sido la causa que ha motivado la muerte de las secuoyas, tras la que no puede estar la cochinilla del pino resinero, como ha ocurrido con los cientos de miles de pinos muertos, ya que las secuoyas es una especie con gran resistencia a las plagas forestales, y será interesante conocer el parecer de los técnicos sobre la causa o causas de su muerte.