Racionalizan el aprovechamiento micológico del Parque Natural Sierra de Baza en otoño

Racionalizan el aprovechamiento micológico del Parque Natural Sierra de Baza en otoño
  • Los ayuntamientos de Baza, Caniles, Gor y Valle del Zalabí emitirán las autorizaciones para la recolección de setas, que el año pasado alcanzó la cifra de 56.100 kilos recolectados

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria, ha asistido a la firma, con los ayuntamientos de Baza, Caniles, Gor y Valle del Zalabí del aprovechamiento de setas durante el otoño en el Parque Natural Sierra de Baza. La necesidad de creación de este aprovechamiento se debe a diversas razones, entre ellas, evitar una recolección desordenada y desmedida del recurso micológico en algunas zonas como ha ocurrido otros años, en los que la sierra fue arrasada por cuadrillas llegadas expresamente para recolectar níscalos a destajo.

Este es el tercer año que se pone en práctica este modelo de aprovechamiento, que refuerza la gestión del recurso micológico en sus dos modalidades principales: la recolección recreativa y la comercial. Para el primer modelo, practicado desde antaño en los montes públicos del Parque Natural Sierra de Baza, se establece un máximo de 5 kilos por persona y día (nueva cantidad establecida este año 2016) para uso propio y de autoconsumo. Para el segundo, la cantidad máxima de recolección es de 50 kilos por persona y día, de manera que se garantice que este recurso natural se realiza de forma sostenible y que su comercialización reúne todas las garantías necesarias.

Según la delegada de Medio Ambiente, "la finalidad es la sostenibilidad a través de la ordenación del recurso, así como velar por la conservación de las especies, de ello surge la necesidad de una regulación efectiva de este sector, que se realizará de forma progresiva, acorde con la realidad medioambiental y social, y que fue iniciada por primera vez el pasado año 2014".

En el primer año, fueron dos los municipios solicitantes del aprovechamiento micológico, Baza y Caniles. En ellos se emitieron 647 autorizaciones, 100 en el caso de Caniles y 547 en el de Baza, llegando a recolectarse 6.826 kilos de setas.

En 2015 se sumaron otros dos municipios, Gor y Valle del Zalabí, emitiendo un número de autorizaciones que fue de 487 en Baza (484 lúdicos y 3 comerciales); 389 en Caniles (359 lúdicos y 30 comerciales), 180 en Gor (todos comerciales) y 62 en el Valle del Zalabí (todos comerciales), en total 1.118 autorizaciones de las cuales 843 fueron lúdicas y 275 comerciales. La cifra de setas recolectadas el pasado año alcanzó los 56.100 kilos, de ellos 24.350 en Baza, 19.650 en Caniles, 9.000 en Gor y 3.100 kilos en Valle del Zalabí.

Según se informa desde la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, donde no exista aprovechamiento, la recogida esporádica de ejemplares en pequeñas cantidades (no más de 5 kilos por persona y día) de especies de setas y trufas no sometidas a un régimen especial de protección, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 31.2 de la Ley 8/2003, de 28 de octubre, en los lugares y fechas tradicionales, no requerirá autorización expresa de la administración, sin perjuicio del derecho de terceros y siempre que la misma no entrañe riesgos de desaparición local de las especies recolectadas.