Más de 14.000 bastetanos participan en un Cascamorras abrasador

fotogalería

La ciudad se ha teñido de negro. / AFP

  • Las altas temperaturas pusieron a prueba el espíritu festivo de la tradición

El Cascamorras, personaje representado este año por José Manuel García Plaza 'Maillo' volvió a fracasar y así debe de ser. Al grito de «Y no se la lleva», «Viva Cascamorras» y «Accitano el que no bote», más de 14.000 bastetanos embadurnados con 3.000 kilos de pintura negra ecológica subieron al paraje de Las Arrodeas para pintarse y pintar al Cascamorras.

Los bastetanos quieren al Cascamorras y desde hace muchas décadas ya nadie lo aporrea. Todo lo contrario, se le protege y se le ayuda a realizar la carrera hasta la Plaza de la Merced.

No obstante, ayer se vivió un incidente al paso de la bandera por las inmediaciones del Parque San Pedro Mártir, donde un reducido número de vecinos quiso imponer que se realizará una jura de bandera, que siempre se realiza en los lugares de costumbre y no donde cada cual quiera. Hubo un conato de pelea y en la disputa se rompió la bandera. Fue un incidente a tener en cuenta para sucesivos años y que hay que evitar.

MULTIMEDIA
  • El Cascamorras no se la lleva

La fiesta continúo sin mayores consecuencias y el Cascamorras realizó una carrera lenta, aunque 'Maillo' puso todo de su parte y protagonizó momentos muy emotivos como sucedió en la jura de bandera al pasar la Plaza de Toros, cuando la comitiva se detuvo, una joven se acercó al Cascamorras llorando y le pidió que por favor dedicará la jura de bandera al hermano de una amiga, recientemente fallecido, Juan Ramón Lozano Hernández, deportista y costalero. 'Maillo' mandó callar a todos y dedicó la jura de bandera a Juanra. Fue entonces cuando los cientos de cascamorreros, comenzaron a gritar, Juanra, Juanra y las lágrimas de emoción se hicieron presentes en la fiesta del Cascamorras.

La carrera continúo y llegó a los Caños Dorados, donde cada vez es más difícil que se bañe o refresque el Cascamorras porque cuando llega apenas si hay agua. En este lugar se tardó más de la cuenta en jurar bandera y cuando lo hizo la multitud ya estaba de pie y no bajó la bandera. En este lugar, José Manuel García Plaza, emulando al Papa Juan Pablo II, se arrodilló y beso el suelo bastetano.

Ya en el cruce de las calles Carril, Agua, San Francisco y Alamillos, el Cascamorras realizó la mejor jura de bandera de todo el recorrido, junto a la que hizo en la Plaza Mayor poco antes de acceder por la Plaza del Arco de la Magdalena a la calle Zapatería y llegar por fin a la Plaza de la Merced. Allí le fue difícil acceder al antiguo convento para ,una vez repuesto y duchado, vestir el traje de gala y postrarse ante la imagen de la Virgen de la Piedad, momento íntimo que es seguido por numerosos fieles que asisten a la novena del día.

Del frío al 'horno'

Si el año pasado la lluvia y el frío no impidieron la fiesta del Cascamorras, ayer tarde los 40 grados que había en Baza tampoco fueron obstáculo para las 14.000 personas que acudieron a pintar al Cascamorras, con la única razón que existe para subir a las Arrodeas cada 6 de septiembre: pintar al Cascamorras y evitar que llegue limpio a la Plaza de la Merced, ya que de conseguirlo se tendría que llevar a Guadix la imagen de la Virgen de la Piedad.

Debido al fuerte calor, los servicios de emergencia atendieron a más de una veintena de personas que sufrieron lipotimias tanto antes de la salida como a lo largo de la carrera, todos por los efectos del calor y por no beber agua. Muchas fueron las personas que pedían agua en las Arrodeas, donde no hay ni una sombra. Y la única agua que había era en previsión de que se produjera algún incendio cuando se disparan los tres cohetes que anuncian el comienzo de las fiestas. Un año más, el tercero se disparó bien pasadas las seis de la tarde. El itinerario se recorrió en algo más dos horas y cuarto. A lo largo de los más de tres kilómetros, miles de bastetanos se congregaron para contemplar y disfrutar de una tradición única que desde el año 2013 es Fiesta de Interés Turístico Internacional. La declaración se ha notado en la presencia de numerosos medios de comunicación nacionales e internacionales y en los cada vez más numerosos grupos de turistas que acuden el 6 de septiembre a la ciudad de la Dama de Baza para pintarse, pintar de negro a Cascamorras o presenciar la marabunta de gente de negro que baja desde las Arrodeas.

Entre las personas que acudieron a pintar al Cascamorras o ver la fiesta estuvieron el delegado de Turismo de la Junta en Granada, Guillermo Quero, el diputado de Turismo, Enrique Medina, la diputada de Igualdad y Juventud, Irene Justo, y la alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea, así como varios concejales de los Ayuntamientos de Baza, Guadix y de Huéscar y algún alcalde de la comarca de Baza.