Una denuncia del Ayuntamiento propició la investigación de alquileres falsos a inmigrantes marroquíes

  • Al menos uno de los contratos de arrendamiento presentados para logra el certificado de habitabilidad tenía la firma falsificada de una mujer fallecida hace años

La investigación policía que ha descubierto una trama ilegal de alquileres falsos, con el objetivo de lograr documentación y conseguir el reagrupamiento familiar de inmigrantes marroquíes, surgió a raíz de una denuncia del Ayuntamiento de Baza.

Una experta funcionaria municipal, observo que le habían presentado una documentación de un arrendamiento firmado por una mujer que había fallecido hace dos años. La funcionaria realizo las comprobaciones pertinentes y pudo comprobar que era imposible que esta mujer hubiera podido firmar un contrato de alquiler, pues tal y como sospecho había fallecido dos años antes.

Con estas evidencias, el Ayuntamiento denuncio lo ocurrido en la Comisaria de la Policía Nacional quien se puso a investigar descubriendo una trama ilegal que falsificaba documentos para que ciudadanos de origen marroquí, lograrán demostrar arraigo en España y con el objetivo de lograr el agrupamiento familiar.

Hace unos días agentes de la Policía Nacional de la Comisaria de Baza procedieron a la detención siete personas y a la imputación de una octava, cinco de ellas de origen magrebí y tres de origen español, a las que atribuyen la presunta autoría del alquiler fraudulento de viviendas, falsedad en documentos y estafa a personas de origen extranjero, todo ello con la presunta finalidad de tramitarles su regulación legal en España y conseguir el reagrupamiento familiar.

El “modus operandi“de esta trama se basaba en la existencia de un gestor de Baza, él cual a través de una agencia inmobiliaria de Baza, proporcionaba a ciudadanos extranjeros contratos de alquiler de diferentes viviendas sin el consentimiento de los propietarios, con el fin de empadronar en Baza a los extranjeros que provenían de la localidad murciana de Lorca a 90 kilómetros de Baza.

El gestor cobraba a los extranjeros la cantidad de 1200 euros por persona y aumentaba dicha cantidad si eran más personas, justificando los gastos en las gestiones para conseguir el reagrupamiento de familiares de los extranjeros que se encontraban en su país, así como el inicio de los permisos de residencia por arraigo. Para lograr la documentación del supuesto alquiler era necesario un informe de un técnico municipal que inspeccionaba las viviendas a alquilar, para emitir un certificado de habitabilidad, pero siempre a instancias de la inmobiliaria y desconociendo por completo a los supuestos inquilinos.

En un primer momento, los investigadores han podido constatar la existencia de 21 expedientes de extranjeros que han sido falsificados; no obstante, la Policía investiga otros 34 expedientes que están pendientes de verificación de autenticidad.

Asimismo se está investigando la posibilidad de que pudiera estar dándose esta misma práctica en otras localidades próximas a Baza.

Esta primera fase de la operación se da por finalizada, pero no se descartan en próximas fechas nuevas detenciones. Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial y quedaron todos en libertad.

Una vez conocidos los hechos el Colegio de Gestores Administrativos de Granada, Jaén y Almería confirma que el gestor de Baza implicado es este asunto por alquiler fraudulento, falsedad documental y estafa a inmigrantes no es Gestor Administrativo Colegiado.